Público
Público

El Banco de España constata una leve recuperación del gasto

Señala una mejora en el consumo que coincide con la bajada de la tasa de ahorro de los hogares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los datos económicos del último trimestre del año apuntan que la economía española se recupera, aunque leve y lentamente. Así lo constata el Banco de España en su último Boletín Económico. Si bien los indicadores referidos al último tercio del año aún son escasos, el regulador financiero señala que indican que el gasto retomaría 'una senda de suave recuperación, tras las oscilaciones de los trimestres precedentes'. También el consumo privado parece remontar. 'Muestra una evolución algo menos desfavorable en el último tramo del año', dice el informe.

El boletín recuerda que en el tercer trimestre del año el PIB avanzó un 0,2% en tasa interanual, frente a la variación nula del segundo trimestre, 'prolongando así la tónica de suave aceleración que se viene observando desde la segunda mitad de 2009'.

Los indicadores que ha analizado el Banco de España van desde el empleo a las ventas al por menor, pasando por las exportaciones, los datos turísticos o la evolución del déficit. En cuanto a la mejora del consumo, el índice de ventas al por menor atenuó su retroceso interanual en octubre, con una caída del 2,4%, cuatro décimas menos que en el tercer trimestre. Las matriculaciones de coches 'mantuvieron un crecimiento nulo' en términos intermensuales, 'frente a los intensos retrocesos de los meses centrales del año'. Además, la confianza de los consumidores mejoró en octubre y noviembre respecto a los mismos meses de 2009.

El índice de ventas al por menor atenúa en octubre su retroceso interanualPara el Banco de España, el tirón del consumo se está produciendo a costa del ahorro acumulado por los hogares en los últimos trimestres. Esto coincide con la bajada de la tasa de ahorro de las familias que publicó ayer el INE, que en el tercer trimestre se situó en el 7,5% de su renta disponible, 5,1 puntos menos que hace un año. Respecto al trimestre anterior, el ahorro se ha reducido en diez puntos. Consecuencia, por tanto, de un aumento del consumo en los hogares, que han disminuido su ahorro para canalizarlo en compras.

Sobre el mercado laboral, el Banco de España subraya la moderación de la destrucción de empleos en términos interanuales en los últimos meses de 2010. 'La tasa de crecimiento del número de parados registrados en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo continuó la senda de desaceleración iniciada en la primavera de 2009', afirma.

El organismo presidido por Miguel Ángel Fernández Ordóñez destaca también la reducción del déficit, el objetivo central de las políticas de austeridad del Gobierno. Hasta noviembre, los números rojos del Estado fueron de 38.000 millones de euros, el 3,7% del PIB, un 47% inferior que el que se registró en el mismo periodo de hace un año. El informe señala que los ingresos del Estado han mantenido un 'intenso ritmo' de crecimiento a lo largo del año, especialmente por la evolución del IVA, que el Ejecutivo subió desde el pasado julio. Al mismo tiempo, los gastos 'acentuaron ligeramente' su retroceso interanual.

Además, la riqueza neta de las familias se redujo un 6,1% entre 2005 y 2009, según la Encuesta Financiera de las Familias del Banco de España. No obstante, para los hogares con más renta, esta creció durante este periodo un 6,5%.

Por otro lado, el organismo cree que el precio de la vivienda seguirá bajando en 2011 hasta compensar el coste que supondrá la eliminación, para rentas superiores a los 24.000 euros, de la deducción en el IRPF por compra de vivienda, a partir del 1 de enero. La entidad señala que las compras anticipadas a las subidas del IVA en el verano 'han podido amortiguar el ajuste de precios en 2010', aunque cree que 'sigan moderándose' a lo largo del nuevo año, 'de modo que el esfuerzo financiero necesario para adquirir una vivienda no aumente al desaparecer la desgravación'.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) auguró ayer que en 2011 continuará la recuperación económica a dos velocidades, es decir, con crecimiento débil en los países avanzados y con fortaleza en los emergentes. El economista jefe del FMI, Olivier Blanchard, dijo que es necesario un reequilibrio global para que haya una mayor salud económica planetaria, que exige una mayor flexibilidad cambiaria y reducción de la deuda en los países con problemas fiscales.