Público
Público

El Banco de España convoca a la CAM para aclarar los problemas surgidos en su fusión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Banco de España ha convocado a una reunión para esta misma tarde a la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) para aclarar los problemas que han surgido en torno a su integración con Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria, indicó a EFE-DOWJONES una fuente cercana al proceso.

Los consejos de administración de Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria aprobaron ayer por la tarde el contrato de integración con la CAM, aunque el consejo de ésta no lo aprobó sino que se limitó a aceptarlo, al no estar de acuerdo con algunos matices relativos al gobierno corporativo.

Esta postura de la CAM podría hacer peligrar la integración, que crearía la tercera caja de ahorros española con unos activos conjuntos de 1.350 millones de euros, dijo la fuente.

Ante el peligro de la ruptura de la fusión, que podría sentar mal a los mercados internacionales, muy pendientes de la salud del sistema financiero español, el Banco de España ha decidido convocar a la CAM para tratar de aclarar los aspectos de la integración que no comparte.

Hasta el momento no ha sido posible contactar con los portavoces del Banco de España para comentar este asunto.

Una portavoz de la CAM dijo que la caja "no ha roto ni el acuerdo ni las negociaciones".

Señaló que ratificaron el acuerdo a excepción de lo relativo a la delegación de poderes al consejero delegado del nuevo grupo, cargo que ostentaría Manuel Menéndez, presidente de Cajastur.

"El consejero delegado tiene que tener facultades, pero no el poder absoluto", añadió.

Un portavoz de Cajastur dijo, por su parte, que "un contrato se acepta en su integridad o no se acepta", mientras que los portavoces de las otras dos cajas prefirieron no hacer comentarios.

A finales de mayo los consejo de administración de las cuatro cajas ratificaron el protocolo de creación de un Sistema Institucional de Protección, o SIP.

Las entidades que crean un SIP forman una base central que unifica la política financiera y de riesgos y parte de los negocios, pero que respeta sus órganos de gobierno y la marca de cada institución en los territorios en los que opera.

En la actualidad casi todas las cajas existentes en España están en negociaciones para fusionar todo su negocio o parte del mismo, aunque el proceso está siendo complicado por presiones políticas y luchas de poder.

El Banco de España y el Gobierno presionaron a estas entidades a fusionarse después de que la crisis económica disparara la morosidad y ralentizara el negocio.