Público
Público

El Banco de España cree que los pisos aún bajarán otro 10%

Según el organismo, la caída se completará a lo largo de estos dos próximos años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'El ajuste de precios aún tiene recorrido'. En el vaticinio de José Luis Malo de Molina, director general del Servicio de Estudios del Banco de España, el término ajuste únicamente funciona como sinónimo de descenso. Una caída de la vivienda libre que acumula un 20%, desde el inicio de la crisis, y que, según los cálculos de la entidad supervisora, tendrá que abaratarse otro 10% hasta finales de 2012 para que se pueda digerir el stock de viviendas construidas (entre 800.000 y un millón, según varias fuentes).

El vaticinio de Malo de Molina empeora la foto que había presentado el propio Banco de España ante el moderado descenso de precios de 2010 (apenas un 4% frente al 7,5% del ejercicio anterior), alentado por el repunte de la demanda ante el incremento del IVA y el fin de la deducción fiscal para rentas superiores a 24.000 euros. A esos dos factores se unen ahora el excesivo apalancamiento de las familias y entidades financieras, que están intentando digerir el ladrillo que ha aparecido en sus balances por la quiebra o concurso de acreedores de las constructoras en las que participaban con una política que 'intenta mantener los precios', según fuentes del sector. 'Bancos y cajas tienen en sus manos desbloquear esta situación', sostienen.

De hecho, estas voces aseguran que lo expuesto por Malo de Molina tiene 'coherencia' con lo que dice el mercado y las cifras de endeudamiento familiares. Antes del boom inmobiliario, las familias españolas necesitaban 4,5 salarios anuales para hacer frente al pago de su vivienda frente a los siete salarios anuales de la actualidad.

Según las estimaciones del Banco de España, la mayor parte de esta caída se concentrará a lo largo de este año, como corrobora el desplome de los visados para nuevas viviendas que se han situado en 21.807 en el primer trimestre, lo que representa sólo el 10% de las 217.000 licencias que se tramitaban en el mismo periodo en 2007. 'El stock sigue ejerciendo presión sobre los precios', recalcó Malo de Molina, que participó en unas jornadas previas al Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA). Un foro que se inicia hoy con grandes descuentos y facilidad a la financiación como reclamos para el comprador.

Mientras, el presidente de Colonial, Juan José Bruguera, aparcó el debate de los precios para pedir que se cree una empresa intermediaria, bien con ayuda del FROB o de la SEPI, que apoye a los promotores en la nueva realidad del mercado: el alquiler.