Público
Público

El Banco de España dice que el parón del PIB es "transitorio"

Hubo crecimiento "nulo" de la economía en el tercer trimestre por la "intensa" caída del consumo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Banco de España ha puesto cifra oficial al Producto Interior Bruto en el tercer trimestre del año: crecimiento cero; o, dicho con sus palabras, 'variación intertrimestral nula del PIB', según señaló en su informe trimestral publicado ayer. La estimación del Banco de España confirma el debilitamiento de la actividad entre julio y septiembre, que el propio Gobierno había admitido, y rebate las previsiones de muchos analistas privados, que apuntaron que la economía española volvería a bordear la recesión, que abandonó al comienzo del año. Frente a estos augurios, el Ministerio de Economía insistía en que no habría cifras negativas.

La ratificación del dato avanzado ayer por el regulador financiero vendrá el próximo jueves, cuando el Instituto Nacional de Estadística publique el dato avanzado de PIB. No es previsible que haya diferencias, pues, en los últimos tiempos, la cifra del INE viene coincidiendo con la del Banco de España.

La 'notable fortaleza' del sector exterior sostiene el PIB trimestral

El crecimiento cero del trimestre es compatible con un avance del PIB medido en tasa interanual, esto es, comparado con el nivel en que se encontraba un año antes. De acuerdo con esta medición, la economía crece un leve 0,2%, en lo que es la primera tasa positiva tras siete trimestres en negativo.

En su informe, la entidad subraya que el parón de la economía en el trimestre pasado es 'de carácter transitorio'. En su descripción de la coyuntura económica, el Banco de España apunta, con muchas cautelas, la continuación de la senda de recuperación, apostando por la mejoría de los elementos que han provocado el estancamiento: el consumo y la inversión.

Como se había anticipado, el final de las ayudas a la adquisición de automóvil, el adelanto de compras ante la subida del IVA en julio, y el arranque de las medidas de ajuste (la rebaja del sueldo de los funcionarios o el recorte en las infraestructuras) han provocado que en el tercer trimestre se registrase un 'intenso retroceso' del consumo de los hogares y un descenso de la inversión empresarial. El dato agregado de estos dos elementos, que representa casi las tres cuartas partes del PIB, es la demanda interna que, según el cálculo del regulador financiero, habría restado 1,5 puntos al crecimiento en el trimestre.

A corto plazo, el Banco de España confía en la reactivación del consumo. 'En el futuro más inmediato, continuará la suave recuperación del gasto de las familias, apoyada en el margen que proporciona la todavía elevada tasa de ahorro', dice en su informe. Más prudente se muestra sobre las decisiones de las empresas, pues la incertidumbre sobre la recuperación y las dificultades para el crédito 'podrían estar entorpeciendo la puesta en marcha de nuevos proyectos de inversión', apunta.

La producción industrial muestra su peor registro en siete mesesEl sostén del PIB es el sector exterior, que aporta 1,5 puntos al crecimiento. El Banco destaca, especialmente, la 'notable fortaleza' mostrada por las exportaciones, sobre todo a los países emergentes. El único riesgo en este terreno es la senda de apreciación que ha iniciado el euro, y que puede erosionar las mejoras de competividad ganadas por los productos españoles.

Junto a la publicación del informe del Banco de España se conoció ayer el dato de la producción industrial en septiembre, que ofrece su peor registro en siete meses, una caída del 1,4% anual, corregido a efectos estacionales. Esta caída se explica, en gran medida, por la atonía de la demanda interna en el trimestre.

Lo mismo sucede con las ventas de las grandes empresas de septiembre, de acuerdo con las estadísticas que elabora la Agencia Tributaria. Caen un 1,8% en septiembre, por la debilidad del mercado interior (descienden un 4%), mientras que sus exportaciones crecen en el mes un 10%.

DISPLAY CONNECTORS, SL.