Público
Público

El Banco de España pide a la oposición que apoye las medidas del Gobierno

Miguel Ángel Fernández Ordóñez afirma que"la austeridad presupuestaria" y las "reformas estructurales" del Ejecutivo van por el buen camino

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ha pedido a todos los partidos políticos de la oposición que apoyen 'la austeridad presupuestaria' y las 'reformas estructurales' adoptadas por el Gobierno socialista.

'El Gobierno habrá de mantener la tensión y dirección de su reciente política económica y el Parlamento debería apoyar las mismas', afirmó durante su intervención en el X Encuentro Financiero Internacional organizado por Caja Madrid y El País.

Fernández Ordóñez pidió el apoyo de todo el arco parlamentario 'a pesar de que la coyuntura actual haga más atractivo proponer aumentar los gastos, reducir los ingresos o retrasar las reformas'.

'Muchas de estas actuaciones económicas tardarán tiempo en surtir efecto'

El gobernador del Banco de España recordó que su función es la de 'aplicar con diligencia' lo que el Gobierno y el Parlamento aprueba y apuntó que las nuevas medidas económicas están 'en la dirección adecuada'. No obstante, quiso remarcar que muchas de estas actuaciones 'son extraordinarias, excepcionales, requieren serios esfuerzos y tomarán tiempo en surtir efectos'.

Entre los principales retos que debe afrontar el sector financiero español, Ordóñez citó la reducción de las redes de oficinas, algo que calificó de 'imperativo' sobre todo para las cajas de ahorro, inmersas en una profunda reestructuración que afecta a 40 de las 45 que integraban el sector.

Fernández Ordóñez ve 'imperativa' la reducción de las redes de oficinas para las cajas de ahorro

Y ante la posibilidad de que alguna otra alianza demande más fondos, como Banca Cívica, el gobernador sólo dijo que suena 'muy positivo' que se vayan sumando entidades y aumentando el tamaño de los grupos.

En cuanto a calidad de los activos de la banca, otro de los retos del sector, no descartó que la morosidad siga repuntando en los próximos meses.

Para Ordóñez estos y otros cambios regulatorios, tratados en la reciente cumbre del G-20, demandarán un importante esfuerzo al sector bancario español, aunque hay factores que deberían contribuir a que su impacto sobre la banca española sea limitado, entre los que citó el modelo de negocio, orientado a la banca minorista y menos arriesgado que la banca de inversión.