Publicado: 12.03.2014 11:50 |Actualizado: 12.03.2014 11:50

El Banco de España pide "retocar" las pensiones públicas y fomentar las privadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha reconocido que habrá que hacer ciertos retoques tanto a la reforma laboral como a la del sistema de pensiones, al tiempo que ha apostado por estimular el ahorro en el marco de la reforma fiscal para que el nuevo esquema favorezca la creación de un sistema complementario de pensiones que acompañe y fortalezca al actual sistema de reparto.

Linde ha admitido que hay que "tocar cosas" en la reforma laboral y la de pensiones, aunque han sido "piezas fundamentales" de la política económica y su orientación básica es "correcta". A su parecer, habrá que hacer algunas cosas para "ajustar el tiro" y no para "corregirlo". "Nada es perfecto en esta vida", ha dicho.

Pese a los ajustes, Linde ha resaltado la importancia de la reforma laboral y el efecto que ha tenido en la moderación de las tarifas salariales. Según el gobernador, ha habido un ajuste real en los salarios, porque la reforma laboral está teniendo efecto, lo que sin duda es bueno para la economía y para la recuperación. Es por ello que ha defendido que el mercado de trabajo "continúa su trayectoria de mejoría" y en los primeros meses de este año han seguido aumentando las afiliaciones a la Seguridad Social y se ha intensificado el ritmo de descenso del paro registrado.

 Sobre la reforma fiscal, Linde ha dicho que su instinto le hace pensar que se debería favorecer el ahorro más que el consumo, ya que España además tiene un problema demográfico y de las pensiones en el medio y largo plazo, por lo que sería bueno un cambio que estimule un sistema de pensiones privado que acompañe al de reparto.

Durante su discurso, Linde ha repasado el "cambio de tono" de la economía española en los últimos meses y la entrada en una recuperación que se basa en la mejora del entorno exterior, la normalización de los mercados financieros, la recuperación del empleo y la atenuación del ritmo de ajuste fiscal.

El gobernador ha alertado, además, de las "complicaciones" que supone contar con una inflación tan baja, después de que el IPC se haya situado en una tasa interanual del 0,0% en el mes de febrero. El responsable de la autoridad monetaria ha reconocido que la baja inflación tiene algunos aspectos positivos, porque mantiene el poder adquisitivo de unos salarios "estancados" y puede mejorar el consumo. Sin embargo, ha señalado que también implica algunos aspectos negativos, ya que hace más difícil el proceso de desendeudamiento y el problema de la deuda pública. "Tiene complicaciones", ha advertido.

Linde ha recordado que el objetivo de inflación del Banco Central Europeo (BCE) es una inflación del entorno del 2%, una cifra de la que España está "un poco alejada" en este momento. Aunque el BCE prevé un IPC del 1% en Europa en 2014, Linde ha considerado que España puede acabar el año en el 0,4% o el 0,5%, lo que implica "alguna dificultad" para la recuperación, porque es una inflación "muy baja".

Por otra parte, Linde ha apuntado que el BCE podría tener que tomar nuevas medidas en los próximos meses ante el vencimiento de las operaciones de financiación bancaria a largo plazo (LTRO) en 2015. Mediante este instrumento, el BCE puso a disposición de las entidades financieras de la zona euro en diciembre de 2011 y en febrero de 2012 más de un billón de euros a tres años y a un tipo de interés del uno por ciento. Los LTRO no solo facilitan liquidez al sector financiero sino que sirven también para mantener bajos los tipos de interés en el mercado monetario.

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha asegurado que la caída en la concesión de crédito se está ya moderando, y que "lo razonable" es que esté estabilizado a finales de año. Linde ha puesto de manifiesto que está cambiando la tendencia de la financiación al sector privado. "La tendencia de la financiación de las empresas se ha invertido", ha dicho Linde, que ha asegurado que la contracción del crédito a las familias "muestra síntomas de mayor estabilidad". En este sentido, el gobernador también ha indicado que el sobreendeudamiento de la economía se va corrigiendo, ya que la carga financiera de sociedades y hogares se ha ido reduciendo.

Además, Linde ha asegurado que Bankia podrá ser privatizada "de forma adecuada", y ello después de que a finales de febrero el Estado ya se embolsara más de 1.300 millones con la venta de un 7,5 % de su participación en la entidad. "Es público y notorio" que Bankia "ha ido muy bien", que "ha tenido una evolución positiva, lo que demuestra el interés de los inversores", ha dicho Linde, para quien la entidad nacionalizada podrá ser privatizada "de forma adecuada". Por otro lado, en relación a otra nacionalizada, CatalunyaBank, el gobernador ha dicho que la entidad tiene "bastantes complejidades", pero que hay que afrontarlas y "acometer el problema -en referencia a su venta- en los próximos meses".