Público
Público

El Banco de Francia ve una caída del 0,6% del PIB trimestral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Banco de Francia prevé que la economía francesa se contraiga un 0,6 por ciento en el primer trimestre de 2009, según dijo en un sondeo mensual difundido el lunes, dejando sin cambios su estimación de la medición previa.

Una caída del Producto Interior Bruto (PIB) en los tres primeros meses de 2009 confirmaría que la segunda mayor economía de la zona euro finalmente entró en recesión, definida como dos trimestres seguidos de expansión negativa.

El sondeo del banco central dijo que la actividad industrial se contrajo abruptamente en febrero, debido a una disminución de la producción de los sectores de bienes intermedios y de capital, y también de la industria automovilística.

El panorama para el sector industrial también siguió débil, con las proyecciones apuntando a una nueva contracción tanto de la actividad como de la demanda en el corto plazo.

"El flujo de nuevos pedidos se debilitó aún más tanto en los mercados domésticos como internacionales", dijo el Banco de Francia. "Los libros de pedidos continuaron disminuyendo y siguieron muy debajo de los niveles normales".

El indicador de la confianza empresarial para la industria siguió sin cambios en 70 en febrero pero bajó a 78 en el sector servicios desde 79 en enero, según el sondeo.

El PIB francés se contrajo en 1,2 por ciento en el último trimestre de 2008, el ritmo de declive más rápido en 34 años, ya que la crisis financiera mundial se hizo sentir en las exportaciones y la inversión de capital.

Datos publicados recientemente también han señalado a un empeoramiento del cuadro de la economía francesa, con crecientes pérdidas de empleos y caídas de precios.

Las cifras publicadas la semana pasada mostraron que la tasa de desempleo de Francia subió a un 8,2 por ciento en el último trimestre de 2008 desde un revisado 7,6 por ciento el trimestre anterior.

La semana pasada, el Gobierno francés reconoció que 2009 será un año extremadamente difícil, y rectificó a la baja sus estimaciones para el crecimiento económico.