Público
Público

El Banco de Japón mantiene los tipos en el 0,1 por ciento y advierte de deflación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Banco de Japón (BOJ) decidió hoy mantener los tipos de interés en el 0,1 por ciento,y advirtió de que la deflación supone un "desafío crítico" para la economía y es necesario regresar a la senda del crecimiento con estabilidad de precios.

Al término de su reunión mensual de dos días, la junta de gobernadores del emisor nipón anunció el mantenimiento de los tipos para respaldar la recuperación e insistió en que, pese a la mejora de la economía, aún es necesario impulsar la demanda privada.

En su informe sobre política monetaria emitido al final del encuentro, el BOJ apunta a que el ritmo de recuperación será "moderado" hasta la primera mitad del año fiscal 2010, que empieza el próximo abril.

Después, se espera que "las mejoras en el sector empresarial gracias a las exportaciones se extiendan a los hogares", con lo que previsiblemente "el ritmo de crecimiento económico aumentará gradualmente".

En lo que se refiere a los precios, el BOJ espera que la inflación a medio y largo plazo se mantenga estable y que la deflación interanual se "modere" al disminuir el efecto de las variaciones en el precio del petróleo.

La institución reconoce que es "un reto crítico" para la economía de Japón superar la deflación y alcanzar un crecimiento sólido con precios estables.

La junta de gobernadores insiste en que "no tolerará una variación interanual del Índice de Precios al Consumo (IPC) igual o por debajo de cero".

Por eso, su objetivo es "mantener un ambiente financiero extremadamente flexible".

A principios de diciembre, el BOJ decidió proveer 10 billones de yenes (77.152 millones de euros) al sistema financiero a un interés del 0,1 por ciento durante tres meses para luchar contra la deflación.

Japón atraviesa una "fase deflacionaria suave", según el Gobierno, con descensos del IPC durante ocho meses consecutivos.

La segunda economía mundial salió de la recesión en el segundo trimestre de este año, al crecer su Producto Interior Bruto (PIB) un 2,3 por ciento a ritmo anual, y mantiene los tipos en el 0,1 por ciento desde hace doce meses.