Público
Público

El Banco Mundial advierte al G20 contra el proteccionismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Banco Mundial ha instado al Grupo de los 20 países desarrollados y en vías de desarrollo a fortalecer su posición en contra del proteccionismo, acordando reportar cualquier nuevo subsidio o medida restrictiva comercial a la Organización Mundial de Comercio cada tres meses.

"Los líderes no deben prestar atención al canto de sirenas que lanza el proteccionismo, bien sea para el comercio, paquetes de estímulo o rescates", dijo el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, en un comunicado.

"El aislamiento económico puede llevar a una espiral negativa de sucesos semejantes a los que vimos en los años 30, que hicieron de una situación mala algo mucho, mucho peor", dijo.

Los líderes del G-20 prometieron en su reunión en Washington de noviembre, en medio de la creciente crisis financiera global, no imponer ninguna nueva medida de restricción comercial durante 12 meses.

Pero desde entonces, 12 miembros del grupo y otros países han introducido un total de 47 medidas que restringen el comercio, según una investigación del banco.

El incremento de los aranceles supone cerca de un tercio de las nuevas medidas, que incluyen la subida de impuestos en Rusia para coches usados, y el aumento de aranceles sobre más de 600 artículos en Ecuador, indicó el banco.

A su vez, Argentina ha impuesto nuevas "barreras no arancelarias" sobre las importaciones de piezas de repuesto, textiles, televisores, juguetes, zapatos y artículos de cuero, mientras que Indonesia ha indicado que algunos productos extranjeros -incluyendo vestimenta, calzado, juguetes, electrónica, alimentos y bebidas- sólo se permitirían en cinco puertos y aeropuertos, añadió el Banco Mundial.

"Los subsidios propuestos para la industria automovilística han proliferado y suman unos 48.000 millones (unos 37.000 millones de euros) de dólares a nivel mundial, mayormente (42.700 millones de dólares) en países de altos ingresos", señaló esta institución.

Eso incluye un subsidio directo de Estados Unidos de 17.400 millones de dólares para sus tres principales fabricantes de automóviles y otros subsidios ofrecidos por Canadá, Francia, Alemania, Reino Unido, China, Argentina, Brasil, Suecia e Italia.

En el próximo encuentro de líderes del G-20, que se celebrará en Londres a principios de abril, los países deberían comprometerse a suministrar a la Organización Mundial de Comercio informes trimestrales sobre nuevas restricciones comerciales y subsidios agrícolas e industriales, añadió.

Los países deberían también suministrar un análisis obligatorio sobre el impacto de las nuevas medidas de empleo.

Pese a que a efectos generales, las nuevas restricciones comerciales ha sido menores, podrían tener un impacto significativamente negativo en ciertos exportadores, de acuerdo con el banco.

El G-20 debería presionar en las discusiones técnicas de la Ronda de Doha sobre comercio mundial, incluso aunque las negociaciones formales están en suspenso, indicó el comunicado.

El coste del fracaso en completar la Ronda de Doha crece al continuar la crisis económica y los países se ven tentados a elevar los subsidios agrícolas y los aranceles a niveles máximos ahora permitidos bajo las reglas globales, dijo el banco.