Público
Público

El Banco Mundial calcula que la eurozona caerá en recesión

El debilitamiento en la zona euro lastra las perspectivas del crecimiento global a un 2,5% para 2012 y 3,1% para 2013

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Banco Mundial (BM) revisó a la baja las perspectivas de crecimiento global al 2,5% para 2012, y al 3,1% para 2013 (frente al 3,6% estimado en junio pasado para ambos años), lastrado por el debilitamiento de la zona euro y la ralentización de las economías emergentes. En concreto, el estudio del organismo subraya que el gran freno a la economía mundial es la situación en la zona del euro, donde la incertidumbre financiera y la intensificación de la crisis fiscal hará que la región entre en recesión este año. El BM calcula un crecimiento negativo del 0,3 % para la zona.

El informe del organismo no ofrece datos desagregados por países. No obstante, destaca que las recientes medidas tomadas en Europa, como el fortalecimiento del Fondo de Rescate o el progreso hacia la unidad fiscal en la zona euro, han logrado reducir la presión sobre la deuda soberana de países como Grecia, Italia, España o Francia.

Pese a todo, el Banco Mundial alerta en su informe sobre el peligro de que la crisis financiera y la reducción de la demanda de las economías avanzadas se extiendan a los países emergentes, por lo que, asegura, la economía global podría caer en una recesión 'igual o mayor que la de 2008/09'.

De otro lado, el ministro de Economía, Luis de Guindos, explicó a los diputados del PP en la Comisión de Economía del Congreso que el informe que el Fondo Monetario Internacional (FMI) emitirá próximamente podría incluir una previsión de crecimiento negativa para España en 2012, informa Europa Press. De Guindos señaló que existe cierto consenso entre los analistas y los mercados de que el PIB español pueda caer el 1% durante el presente ejercicio. El ministro aseguró que los próximos seis meses serán muy duros para la economía española, pero al final de su intervención quiso enviar un mensaje optimista alegando que hay trabajo y compromisos suficientes para salir adelante a pesar de estos datos.

Por su parte, el Gobierno alemán calcula que el país esquivará la temida recesión. El PIB crecerá un 0,1% en el primer trimestre de 2012 gracias a un fuerte mercado laboral, con lo que no encadenaría dos trimestres en negativo (después de que un responsable de la oficina de estadísticas dijera recientemente que la economía se contrajo en un 0,25% en el último trimestre de 2011), lo que define la recesión, pero su expansión anual caerá fuertemente respecto al año pasado. El pronosticó del Gobierno germano es de un crecimiento medio anual del 0,7% (tres décimas menos que su anterior estimación), frente al impresionante 3% registrado en 2011. En 2013 prevé un alza del 1,6%.