Público
Público

El Banco Mundial cree "muy grave" la situación en España

Ve "probable" que el plan de ajuste reduzca el riesgo de un empeoramiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Banco Mundial cree que la situación económica de España es 'muy grave'. El director de tendencias macroeconómicas del organismo, Andrew Burns, utilizó ayer esa expresión para referirse a España y recordó que su tasa de paro (que casi duplica la media europea) es 'extremadamente alta'. Burns, que presentó un informe sobre perspectivas económicas mundiales, dijo que es 'probable' que el plan de reducción del déficit del Gobierno reduzca el riesgo de un empeoramiento de la situación española.

El informe presentado ayer se centra en las economías emergentes, aunque contiene menciones a España. Al banco le preocupa que la crisis de la deuda pública en Europa, que empezó en Grecia y que amenaza con afectar a otros países (de momento, el foco está en España, Portugal, Irlanda e Italia), tenga 'serias consecuencias' para países emergentes cuyas economías dependen de las europeas. El informe subraya que, en el caso de España y Portugal, sus bancos han prestado a Latinoamérica el equivalente al 8% del PIB del subcontinente; y recuerda que un 25% de la banca de México, Chile y Perú está en manos españolas. En el caso de Brasil, un 12% de la inversión extranjera directa en 2009 provino de los dos países ibéricos. Respecto a Grecia e Irlanda, un agravamiento de sus problemas tendría especial impacto en Europa del Este.

Al organismo le preocupa que la crisis de la UE afecte a la recuperación

El panorama no es alentador. El número dos del Fondo Monetario Internacional (FMI), Naouki Shonahara, advirtió ayer de que el empeoramiento de la situación en Europa puede 'interrumpir el comercio global' y avisó de que los 'riesgos han aumentado significativamente'.

Pese a ello, el Banco Mundial ha elevado sus previsiones de crecimiento mundial para este año al 2,9%, frente al 2,7% previsto en enero, y al 3,3% en 2011, una décima más. La recuperación 'continúa pero la crisis de la deuda de Europa ha puesto nuevos obstáculos en el camino hacia un crecimiento sostenible a medio plazo', concluye.