Público
Público

El Banco Santander destaca que mantendría sus ratios de solvencia en el peor escenario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El banco Santander destacó hoy que las pruebas de resistencia han probado que la entidad mantendría sus ratios de solvencia con un porcentaje de capital básico del 10%, el mismo que al cierre de 2009, en el escenario económico más adverso.

En una comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el Santander señala que en el caso más severo, conservaría su capital básico (Tier 1) en el 10% -el mismo que a cierre de 2009-, situándose entre los más altos de la banca europea y mundial.

En una nota, el banco añade que se trata de uno de los porcentajes más elevados, muy por encima del 6% que los reguladores mínimo para no requerir capital adicional, y que se ha alcanzado sin apoyo públicos.

En el comunicado, el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, señala que el resultado de las pruebas de resistencia "reafirma el éxito del modelo del Santander".

"Somos un banco retail con una fuerte diversificación geográfica, de negocios y de clientes. Estamos presentes en una decena de países con cuotas de mercado de más del 10%, lo que permite ser muy eficientes", añade.

Además, aún en este escenario adverso, Santander obtendría beneficios, generaría capital y continuaría con su actual política de destinar alrededor del 50% del beneficio ordinario a retribuir al accionista, agrega.

Emilio Botín se mostró convencido esta mañana de que la banca española y el sistema financiero de nuestro país está "a la altura" o es "incluso mejor" que el del resto de Europa y confía en que los resultados de las pruebas de solvencia de esta tarde así lo demuestren.

"Es importante y necesario tener un sistema sólido, y aquí lo tenemos muy sólido", agregó.

Botín añadió que en consonancia con esa fortaleza y solidez del sistema financiero español, los mercados ya han empezado a responder de forma positiva.

"Llevamos un mes que estamos mejorando claramente", afirmó Botín, quien reconoció que aún queda mucho por hacer, pero incidió en que el examen que ha pasado la banca española ha sido un ejercicio de "transparencia colosal", más exigente y completo que el de la banca americana y europea.