Público
Público

Los bancos centrales se esfuerzan por contener la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los principales bancos centrales del mundo inyectaron el martes enormes cantidades de fondosadicionales a los mercados financieros por segundo día consecutivo, para contener las repercusiones de la crisis que está golpeando a las mayores firmasde Wall Street.

Desde Sídney a Fráncfort, los bancos centrales inyectaron miles de millones de dólares de fondos de emergencia para evitar la paralización de losmercados monetarios, pero ni siquiera eso pudo evitar un incremento del coste de los préstamos entre bancos, en ocasiones hasta niveles no vistos nisiquiera cuando la crisis mundial de crédito comenzó en agosto de 2007.

Las bolsas ampliaron sus pérdidas, con el índice europeo FTSEurofirst llegando a caer a un mínimo de tres años, mientras los inversores se poníannerviosos por lo que pasaba en Wall Street, donde Lehman Brothers, en su día considerado demasiado grande para caer, se declaró en quiebra el lunes, ydonde otro gigante, la aseguradora AIG, buscaba ayuda para sobrevivir.

"Está claro que esta crisis de los mercados financieros es la peor en el mundo en décadas, y no ha terminado", dijo al Parlamento de su país el ministrode Finanzas alemán, Peer Steinbrück.

La Reserva Federal inyectó 50.000 millones de dólares en los mercados el martes tras haber provisto otros 70.000 millones el lunes, al tiempo queseñaló que estaba preparada para volcar más fondos.

El mercado especulaba con que la Fed podría rebajar las tasas de interés en hasta medio punto porcentual en su encuentro del martes, pero finalmentelas dejó estables en el dos por ciento.

En la misma línea, el Banco Central Europeo inyectó 70.000 millones de euros en los mercados monetarios, después de los 30.000 millones del lunes.

La demanda de fondos por parte de los bancos, una medida de cómo se están agotando otras fuentes de liquidez, se elevó a 100.000 millones.

El Banco de Inglaterra inyectó 20.000 millones de libras, después de los 5.000 millones del lunes. La demanda fue tres veces la cantidad de liquidezadicional ofrecida el martes.

"Esto es mucho peor que en agosto del año pasado", dijo una fuente del mercado en referencia al día en que estalló la crisis del crédito en EstadosUnidos y los bancos centrales debieron lanzar operaciones de emergencia.

Los bancos centrales de Asia también entraron en acción. Japón, Australia e India inundaron los mercados con efectivo.

/Por Mark Felsenthal, Kerstin Gehmlich y Chikako Mogi/.*.