Público
Público

Los bancos centrales inyectan más dinero al agravarse la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los bancos centrales europeos se unieron el lunes a los bancos asiáticos al inyectar millones de dólares en los mercados, pero los bancos comerciales prefirieron acaparar efectivo en vez de prestarse entre sí mientras la crisis financiera se propaga a Europa.

Con el fin del trimestre financiero agravando los problemas de liquidez, el Banco Central Europeo anunció que pondría a disposición de los bancos una serie extra de fondos a 38 días y que mantendría el efectivo adicional disponible hasta al menos comienzos de 2009.

El Banco de Inglaterra inyectó el lunes 40.000 millones de libras (unos 50.735 millones de euros) en fondos a tres meses para mejorar las condiciones de los mercados tras un fin de semana de quiebras bancarias en Europa y en medio de las negociaciones en Estados Unidos para aprobar un plan de rescate.

En la misma línea, el Banco de Japón inyectó 1,5 billones de yenes a su sistema bancario, en el noveno día consecutivo en el que realiza ese tipo de operación.

Después, inyectó otros 400.000 millones de yenes en el mercado al contado, mientras que el banco central australiano aportó 2.700 millones de dólares australianos.

Pero el coste interbancario de la financiación en dólares, euros o libras a tres meses subió, después de que una serie de nacionalizaciones de bancos europeos evidenciara que la crisis financiera está lejos de terminar, aún cuando los legisladores estadounidenses se preparaban para votar un plan impulsado por el Gobierno para comprar deudas tóxicas.

El grupo financiero Fortis tuvo que aceptar una inyección de 11.200 millones de euros de los Gobiernos de Bélgica, Holanda y Luxemburgo tras conversaciones con el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, para evitar que el contagio financiero devore a uno de los 20 mayores bancos de Europa.

En Reino Unido, el Gobierno nacionalizó al prestamista hipotecario Bradford & Bingley, mientras que vendió sus sucursales y depósitos a banco Santander.

El banco hipotecario alemán Hypo Real Estate alcanzó en el último minuto un acuerdo con un grupo de bancos para conseguir un crédito que lo ayude a resolver una crisis de financiación.

En otra muestra de la onda expansiva de la crisis, el Gobierno islandés tuvo que comprar una participación de un 75 por ciento para asumir el control del banco Glitnir, cuya posición se había deteriorado en los últimos días.

"Uno ve ahora que no sólo los estadounidenses, sino también los bancos europeos, están siendo afectados y que la crisis es global", dijo Carsten Klude, estratega de MM Warburg.

"Un plan de rescate de 700.000 millones de dólares simplemente no es suficiente para superar la crisis en el futuro cercano. Los problemas de la economía real se agravarán como consecuencia de esto", añadió.

TIPOS EN ALZA

El mercado de préstamos a corto plazo, considerado antes un refugio de seguridad y liquidez, en el cual los bancos se prestan unos a otros se ha paralizado durante la crisis por crecientes dudas sobre la solvencia de quienes piden prestado.

En otro paso para mejorar la liquidez, el BCE realizó una subasta especial a un plazo de cinco semanas y media -cubriendo el fin del trimestre- y dijo que actuaría como fuera necesario para que los tipos de préstamos a un día se mantengan cerca del tipo oficial del 4,25 por ciento.

"El BCE seguirá guiando la liquidez hacia condiciones equilibradas de manera que sea consistente con el objetivo de mantener los tipos de muy corto plazo cerca del tipo mínimo", dijo el BCE en un comunicado.

Los bancos de la zona euro depositaron un máximo de 28.000 millones de euros en el BCE en vez de prestarse dinero entre ellos, en una señal de la poca confianza sobre la solvencia de las instituciones financieras.

/Por Jan Dahinten y Krista Hughes/