Público
Público

Los bancos centrales rescatan a Europa de su necesidad de dólares

EEUU, Reino Unido, Japón, Suiza y la UE se coordinan para prestar la divisa estadounidense a los bancos europeos. El viejo continente precisa dólares para financiar el comercio mundial que se rige por el billete verde

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aunque una moneda de un euro valga alrededor de un 40% más que un billete de dólar; aunque los europeos invadan las calles de Nueva York para comprar barato; y aunque la moneda única se acepte ya para pagar souvenirs en las mismísimas laderas del Macchu-Pichu, el rey de las divisas sigue siendo el dólar. Por eso, cuando el miércoles trascendió que la banca europea no lograba financiarse ya en billetes verdes saltaron todas las alarmas que bloquearon los mercados.

Dos bancos europeos (cuya identidad no fue revelada) tuvieron que pedir un préstamo en la divisa estadounidense al Banco Central Europeo (BCE). Y, según algunas fuentes, el riesgo de que el mercado en dólares se estrangulara en Europa estuvo ayer a punto de producirse. Por eso, los principales bancos centrales del mundo, la Reserva Federal de EEUU y las autoridades monetarias de Reino Unido, Japón, Suiza y el euro anunciaron una operación concertada para ofrecer liquidez en dólares a la banca europea y desatascar así un problema que tendría duras consecuencias en el comercio mundial.

El miércoles, dos bancos europeos tuvieron que pedir dólares al BCE

'El motor económico necesita aceite para funcionar. Este aceite son dólares', explica el catedrático de Banca y Finanzas Internacionales de ESADE, Robert Tornabell. Este experto recuerda que el gran comercio mundial, como el petróleo, las materias primas o los alimentos como los cereales se siguen traficando en dólares, por lo que la banca europea necesita disponer de suficiente liquidez de billetes verdes como para poder ofrecer créditos a sus grandes clientes, las compañías internacionales, que demandan la divisa estadounidense para hacer este tipo de operaciones.

'La financiación en dólares para la banca europea había colapsado desde principios de agosto. Esta medida de los bancos centrales es un by pass, una intervención necesaria aunque no sea la definitiva', asegura José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney.

La gran plaza financiera, Londres, se quedó prácticamente sin dólares porque la banca volvió a cortar de nuevo el grifo del crédito. 'El BCE recibe alrededor de 150.000 millones de euros al día que paga a un interés del 0,7% a los bancos, sólo porque estos prefieren que esté ahí que prestárselo a otros', explica el profesor Tornabell. Como apunta el mismo experto, en España, BBVA y Santander son los que tienen una mayor exposición a este problema porque sus clientes latinoamericanos y españoles utilizan los dólares como principal medida.

El mercado de liquidez estuvo a punto de colapsar esta semana

Por eso, la operación anunciada ayer es clave para desengrasar el flujo del crédito mundial. La intervención se hará en tres subastas, la primera, el 12 de octubre; la segunda, el 9 de noviembre; y la tercera, el 7 de diciembre. La operativa será una suerte de permuta, en la que la Fed y los otros grandes bancos centrales que tienen reservas en dólares le darán liquidez al BCE, a cambio de unas garantías que serán activos de primera calidad que Fráncfort habrá seleccionado de entre las entidades financieras que quieran recibir los créditos. El préstamo será a un tipo muy bajo, ya que el precio del dinero está al 0,25% en EEUU, pero los bancos aún no han detallado el tipo de interés al que cobrarán estas líneas de crédito que tendrán una duración de tres meses. El mismo anuncio ya ha desbloqueado el crédito.

La intervención conjunta de los Bancos Centrales fue ampliamente celebrada en los mercados financieros. La Bolsa española, con un fuerte peso del sector financiero, lideró las subidas en Europa tras ganar un 3,63%, superando los 8.337 puntos. Las ganancias en el resto de plazas financieras fueron muy similares. París subió un 3,27%, Fráncfort, un 3,15%, y Milán, un 3,75%. 'Ha sido una actuación de libro que nos ha pillado a todos por sorpresa, como debe hacerse con estas medidas' asegura Pablo del Barrio, analista de XTB Brokers. También José Carlos Díez, valoró positivamente la medida adoptada ayer. Y es que pocas actuaciones inyectan tanta confianza en el mercado como la unión de los bancos centrales. Ocurrió así tras la quiebra de Lehman Brothers y ayer todos los gestores celebraban que en esta ocasión se haya actuado antes de que se puedan agravar los problemas financieros de Grecia.

La Bolsa española sube un 3,63% por el impulso de los grandes bancos

Es una muestra más de que las autoridades han decidido que es muy necesario rebajar la tensión que el miedo a una quiebra en la deuda helena había inyectado en los mercados. En la misma línea habían llegado, el miércoles el contundente anuncio de la implantación de eurobonos que hizo el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, y las declaraciones de apoyo de Francia y Alemania a la economía griega.

La euforia ayer se dejó notar especialmente en el sector financiero. Aunque la identidad de los bancos que acudieron el miércoles a la subasta de dólares de BCE se desconocía, lo cierto es que tras la actuación de las autoridades monetarias se disparó la cotización en Bolsa sobre todo de aquellos sobre los que pesaban más dudas. BNP Paribas subió un 13,3%; seguido por el italiano Intesa San Paolo, que ganó un 10,27%, y de dos bancos daneses, Danske y Jyske, cuyas subidas superaron el 9%. En España, BBVA y Santander fueron las entidades financieras más alcista del Ibex 35, con ganancias del 5,39% y 5,13%, respectivamente.

El euro, en cambio, apenas reaccionó con la decisión. Registró una contenida subida del 0,95%, hasta los 1,38 dólares. 'Las debilidades continúan. La medida de los Bancos Centrales debe acompañarse con nuevos estímulos por parte de la Fed, y por una bajada de tipos en Europa para animar con contundencia a la recuperación', advierte Pablo del Barrio.