Público
Público

Los bancos españoles necesitan 52.000 millones de capital

Las nacionalizadas requieren 43.600 millones y el resto se reparte entre Popular, BMN, Ibercaja, Liberbank y Unicaja

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El informe de la consultora Oliver Wyman desvelará que las necesidades de capital de los bancos españoles será de 52.000 millones de euros, según las estimaciones de Bank of America Merrill Lynch (BofA). Esta cifra entra dentro de la horquilla que ya estableció la consultora el pasado mes de junio cuando se presentaron las necedidades globales del sector, sin especificar por entidades.

A falta de que la consultora independiente dé a conocer los resultados de la prueba de esfuerzo a la que ha sometido al 90% del sistema financiero español entidad por entidad, BofA calcula que las entidades nacionalizadas requieren apoyo por 43.600 millones. Esta cantidad de 52.000 millones es la mitad de los 100.000 millones que la UE ha puesto en manos de los bancos españoles.

El test de estrés de Oliver Wyman detecta un déficit de capital en BFA/Bankia (26.400 millones de euros), Catalunya Caixa (7.800 millones), Novacaixagalicia (6.400 millones) y Banco de Valencia (3.000 millones).

Además de estas cuatro entidades nacionalizadas, la consultora identifica necesidades de capital en Banco Popular (3.100 millones), Banco Mare Nostrum (2.100 millones), Ibercaja (1.200 millones), Liberbank (1.100 millones) y Unicaja (100 millones).

Las entidades que no presentarían ningún déficit de capital a pesar de un grave deterioro macroeconómico esbozado en la hipótesis de Oliver Wyman son: Santander, BBVA, Caixabank, Sabadell, Bankinter y Kutxabank.

Las previsiones de BofA sobre los cálculos de Oliver Wyman no incluyen un análisis acerca de las eventuales necesidades de capital de Ceiss (Caja Duero España), en proceso de fusión con Unicaja, y de Cajatres, cuya integración está prevista en Liberbank e Ibercaja.

Según fuentes del Banco Popular, el informe que se presentará el próximo 28 de septiembre contiene varios errores metodológicos

Pero el informe, que se conocerá el próximo día 28 de septiembre, no contenta a todos: fuentes del Banco Popular consultadas por Europa Press aseguraron que el informe contiene varios errores metodológicos que invalidan la cifra de déficit de capital que éste atribuye a la entidad presidida por Angel Ron. 

En este sentido, y basándose en el plan de negocio presentado y aprobado por el Banco de España, 'Popular descarta ayudas públicas y subraya su capacidad de generación de ingresos ante las próximas pruebas de capital', sostiene el banco.

Según BofA, es previsible que 'en los próximos días' las entidades con urgentes necesidades de financiación reciban fondos del rescate europeo canalizados a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Asimismo, prevé que las entidades nacionalizadas transfieran a la sociedad de gestión de activos, instrumento conocido como banco malo, activos dañados vinculados con el sector del 'ladrillo' por importe de 50.000 millones de euros.

Esta cifra resulta de incluir en dicha transferencia activos adjudicados y morosos, así como créditos al sector promotor sanos, aún al corriente de pago.

El segundo test de estrés de Oliver Wyman, apoyado en las auditorías de KPMG, Deloitte, PwC y Ernst & Young, evalúa el deterioro que sufriría el balance de cada entidad en un escenario muy adverso, el mismo esbozado en la primera prueba de esfuerzo global, con la exigencia de mantener un core capital 'Tier 1' del 6%.

Este oscuro panorama consiste en una caída del Producto Interior Bruto (PIB) del 6,5% en 2012-2014, un descenso del precio de la vivienda del 55% respecto al pico del boom, un desplome del precio del suelo del 85% y una tasa de paro del 27%.

El resultado que finalmente se dé a conocer de forma oficial el próximo 28 de septiembre servirá de base para que el Gobierno español concrete a la UE qué recursos necesita del apoyo financiero acordado por importe máximo de 100.000 millones de euros.

La primera prueba de esfuerzo de Oliver Wyman cifró las necesidades de capital del conjunto de la banca española entre 51.000 y 62.000 millones, y el ministro de Economía, Luis de Guindos, ya ha afirmado que el Ejecutivo solicitará un máximo de 60.000 millones.