Público
Público

Los bancos españoles que suspendan no necesitarán más fondos

Al menos cuatro entidades resultan no aptas en la comparativa homogénea con Europa, pero aprueban cuando se incluyen las provisiones antimorosidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuando hoy se haga público el suspenso en los test de estrés de Banco Pastor, CatalunyaCaixa, Unnim y CAM, estas entidades confirmarán, a la par, que no tendrán que pasar por la reválida de septiembre. A diferencia del resto de bancos y cajas europeas que no aprueben la prueba de solvencia, las cuatro entidades españolas están exentas de tener que presentar un plan de recapitalización, como así lo exige la Autoridad Bancaria Europea (EBA, en inglés), para quienes no alcancen un mínimo del 5% de solvencia en el Tier 1, el capital de mayor calidad.

La razón es que, aunque suspenden la primera nota, la que se compara homogéneamente con todas las entidades europeas, aprueban la segunda, la que incluye las especificidades españolas, como las provisiones antimorosidad.En el caso de las tres cajas suspensas, la EBA da por bueno el plan de recapitalización pública que las tres entidades han desarrollado con el Banco de España desde que se aprobara, el pasado marzo, el real decreto de reordenación del sistema financiero español que ha significado la privatización de las cajas de ahorros.

El sector acusa a la EBA de 'quitar las genéricas para que haya suspensos'

'Las exigencias de capital que aparecen en los planes presentados ante el supervisor cubren de sobra las necesidades que aparezcan hoy en los test', aseguran desde el sector financiero español. En el caso del Pastor, como también le sucede a CAM, CatalunyaCaixa y Unnim, la exigencia de la EBA desaparece también en la segunda nota de los test, en este caso por las obligaciones convertibles emitidas.

En el caso de España, las entidades pueden enfrentarse al escenario macroeconómico adverso, ideado por el Banco Central Europeo, con sus provisiones genéricas, subestándar y los bonos convertibles en acciones. Es decir, toda su hucha de provisiones anticrisis. 'No tiene sentido no incluir las genéricas en el cómputo del examen porque sirven para mitigar las pérdidas. Precisamente, lo que buscan los test', se queja una voz autorizada del sector español.

Con esta segunda nota, que incluye esta hucha anticrisis, más la aportación del conocido como FROB 2 toma capital de las entidades a través de la compra de acciones, todo el sistema financiero español aprobará las pruebas.

La fórmula utilizada beneficia a Bankia y a Banca Cívica por salir a Bolsa

'La EBA ha tenido que quitar las espinacas [por las genéricas] a Popeye para que haya suspensos en España. Tras las críticas a los test del pasado año, han querido demostrar que este año son más serios y, por tanto, algún suspenso nos tenía que caer', asumían ayer desde un nuevo banco de cajas que ha pasado holgadamente la prueba. 'Los test van a demostrar que el sistema financiero español está mejor que el pasado curso', insisten desde un banco.

El examen europeo así parece corroborarlo. Sin hucha anticrisis, apenas suspenden cuatro entidades. Con hucha, casi con toda probabilidad ninguna de las 24 examinadas. El año pasado, sin embargo, en el que los test probaron la resistencia de las entidades con todas estas provisiones, el sector financiero español contabilizó cinco suspensos: Caja España-Duero, que este año aprueba en las dos notas, Unnim, Cajasur, Catalunya Caixa y Banca Cívica.

Este año, esta última entidad, al igual que Bankia, se ve favorecida por su salida a Bolsa. La EBA ha decidido contabilizar como capital principal de la primera nota la cantidad más baja que pueda captar en estas ampliaciones de capital. Una decisión que algunas entidades critican al Banco de España por 'pelear' ante la autoridad europea esta circunstancia para que 'Banco Financiero y de Ahorros (BFA) matriz de Bankia no salga mal en la foto'. 'No es muy lógico que se contabilice en la primera nota, la que van a tener en cuenta los mercados, un capital que aún está por captar en una situación macroeconómica que puede impedir a última hora la salida a Bolsa de Banca Cívica y Bankia', reflexionan desde varias entidades.

Sin el dinero de la ampliación de capital, Banco Financiero y de Ahorros (BFA), que será la examinada y no Bankia, según los cálculos de un departamento de solvencia de una entidad, suspendería en la primera nota. No así en la segunda, puesto que la aportación del FROB, con un mínimo de 1.795 millones de euros, le sería suficiente para pasar el examen. 'En España, la salida a Bolsa de Bankia (la agencia Fitch degradó ayer su calificación hasta A-' y la de BFA a Bb') se ha convertido en algo más importante que los test de estrés', insinúan desde un banco.

Bankia, como el resto de entidades españolas, no tendrá que presentar, el próximo 30 de septiembre, ante la EBA el plan 'creíble' de captación de capital que deben poner en práctica los bancos europeos suspensos antes del 31 de diciembre. Quienes no puedan captar el dinero en los mercados, recibirán fondos públicos obligatoriamente.

¿Cuál es el corte que marca el aprobado?

Es aquel que contempla la resistencia de una entidad ante un escenario macroeconómico adverso. La EBA cuenta como capital principal los recursos disponibles, junto al dinero público del FROB1 y las ampliaciones de capital. La suma de todos ellos deben superar el 5% de Tier 1 (capital de máxima calidad) para aprobar el test.

¿Cómo es la nota nacional?

La EBA ha aceptado publicar una segunda nota en la que se tiene en cuenta la especificidad financiera de cada país de la UE. En el caso de España, a las entidades se les suma su hucha anticrisis más el dinero público del FROB 2, para aquellas entidades que lo necesiten.

¿Cómo es el escenario macro adverso?

El escenario aplicado a las entidades españolas es más duro que el que examina al resto de entidades europeas. Así, se prevé una caída del 4,6% del PIB, un desplome de los activos inmobiliarios (caída del 21,9% en el precio de la vivienda y del 46,7% en inmuebles comerciales), además del coste de financiación de cada entidad en el mercado mayorista por el incremento de los diferenciales soberanos frente al bono alemán. Las entidades tendrán que publicar la exposición completa que tengan ante cada una de las deudas soberanas de los países de la UE.