Público
Público

Dos bancos griegos y un austriaco no pasan el corte

Bruselas y el Banco Central Europeo destacan la fortaleza de las entidades europeas analizadas pero les exigen que recaben más capital

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dos bancos griegos, Atebank y Eurobank EFG, y uno austriaco, Volksbanken, suspendieron las pruebas de resistencia cuyo resultado hizo público ayer la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés). El banco alemán Heleba no apareció en la lista, no por no haber suspendido, sino por lograr que EBA lo considerase “no presentado” tan sólo un día antes de publicarse el veredicto.

Uno más, el alemán Helaba, se retiró en el último minuto tras suspenderEn total, los bancos europeos que no superaron el examen necesitarán 2.500 millones de euros en recapitalizaciones, 1.000 millones menos de lo necesitado por los siete suspensos del año pasado. Aunque los reguladores y gobiernos de los cuatro países anunciaron ayer que no harán falta fondos nuevos, contradiciendo a las autoridades europeas. Las pruebas, que simulan una gran crisis económica, incluían este año una contracción del PIB en la Eurozona del 0,5% en 2011 y del 0,2% en 2012, con tasas de paro del 10,3% y el 10,8% respectivamente.

Aunque los criterios han sido endurecidos con más requisitos para algunos países, como España. El presidente de la EBA, Andrea Enria, admitió que “casi todos los bancos se han quejado” durante los últimos meses por la transparencia del ejercicio y la definición de capital, contestada por las entidades españolas o la alemana, que ayer reivindicó de nuevo su solvencia.

Otras 18 entidades pasaron muy justas la prueba. De ellas, ocho son entidades de España, dos de Alemania, Portugal y Grecia, y una de Italia, Irlanda, Chipre y Eslovenia. Sin embargo, podrían haber sido muchas más, según EBA. A finales de 2010, un total de 20 bancos habrían quedado por debajo del capital exigido, destapando un agujero de 26.800 millones. Recapitalizaciones por 50.000 millones que hicieron en los primeros cuatro meses del año les ahorraron el suspenso, según el análisis de la institución.

La patronal bancaria avisa de más problemas si sigue la crisis de deudaPara los comisarios europeos de Economía y Mercado Interior, Olli Rehn y Michel Barnier, respectivamente, “los resultados demuestran que la gran mayoría de los bancos europeos son ahora mucho más fuertes y más capaces de resistir los golpes”. Sin embargo, las pruebas no han tenido en cuenta la posibilidad de un impago de Grecia, algo que está ahora sobre la mesa en la negociación del segundo rescate del país y que, según Enria, ha generado “controversia”. Esto ha provocado las críticas de los analistas. El motivo es que, el año pasado, los dos bancos irlandeses que se presentaron aprobaron poco antes de ser rescatados.

Según Enria, “un mayor deterioro de la crisis de deuda soberana puede traer graves problemas” al sector financiero. Los bancos tienen tres meses para presentar un plan de recapitalización que, según la UE, “deberá primar las fuentes privadas”. Si no se logra, los supervisores tendrán que garantizar la solvencia de las entidades y dar carpetazo al proceso antes de fin de año. Por su parte, el BCE aseguró que las pruebas generarán confianza en la banca, pero exigió a los Gobiernos subsanar las deficiencias detectadas.