Publicado: 08.05.2014 15:31 |Actualizado: 08.05.2014 15:31

Los bancos han refinanciado préstamos por 211.273 millones, un 15% del total del crédito

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Banco de España ha cifrado en 108.594 millones de euros, más del 10% del PIB español, los préstamos clasificados como dudosos de la cartera crediticia de refinanciaciones bancarias, según el último informe de estabilidad financiera del organismo. Los equipos de inspección del Banco de España están finalizando el proceso de revisión de la aplicación de los nuevos criterios sobre refinanciaciones, que persiguen elevar la transparencia sobre la calidad de los activos crediticios.

Con datos a fecha de diciembre de 2013, y basados en los estados financieros individuales, el organismo liderado por Luis María Linde estima que el volumen de las operaciones refinanciadas y reestructuradas en la cartera crediticia del conjunto de las entidades españolas se sitúa en 211.273 millones, esto es un 15,3% del crédito al sector privado. Un 51,4% de este volumen está clasificado en la categoría de dudosos, es decir, 108.594 millones. Fuentes del Banco de España han explicado que la totalidad de esta cifra no se debe en exclusiva a los nuevos criterios sobre refinanciaciones, sino que también se explica por el deterioro en la evolución de la propia cartera.

Por otro lado, el 29,2% de los préstamos refinanciados están clasificados dentro de la categoría normal y un 19,4% en la subestándar (el que se teme que no vayan a pagarse). "Respecto a la situación existente en diciembre de 2012, se ha producido un trasvase significativo de trece puntos porcentuales de la categoría normal a la categoría dudosa, manteníendose los clasificados como substándar relativamente estables", explica el Banco de España en su informe.

En cuanto a la distribución sectorial de las operaciones refinanciadas y reestructuradas, el supervisor indica que dos tercios corresponden a crédito a empresas (66,4%), un poco menos del tercio restante corresponde a crédito a hogares (32,3%) y finalmente un 1,4% del total son operaciones con las administraciones públicas. Las refinanciaciones y reestructuraciones a empresas de construcción y promoción representan un 27% del crédito total refinanciado, mientras que la financiación al resto de empresas constituye un 39,4% de dicho total. En relación al crédito a hogares, las hipotecas representan un 27,4% del crédito total refinanciado, mientras que el resto de financiación a hogares constituye un 4,9% de dicho total.

El Banco de España también aporta cifras sobre el peso que representan las refinanciaciones y reestructuraciones respecto al crédito concedido a cada sector. En este sentido, la construcción y la promoción aglutinan un 38,5% de estas operaciones. En la financiación a hogares y al resto de empresas, el organismo encabezado por Linde subraya que la "importancia relativa" de las refinanciaciones y reestructuraciones se circunscribe a unos niveles de entre el 7,5% y el 15%, mientras que en la financiación a las administraciones públicas no alcanza el 4%.

La banca española podrá preservar como capital en torno a 40.800 millones de euros de sus 68.000 millones contabilizados como activos fiscales diferidos en sus balances, dijo el jueves el Banco de España. "La cifra neta alcanza, por lo tanto, 68.000 millones de euros. Aproximadamente el 60% del importe neto ha quedado incluido en el ámbito de aplicación de la nueva normativa fiscal", dijo el banco central en su informe de estabilidad financiera de mayo. En noviembre, el Gobierno español aprobó una serie de leyes que permitirán reforzar los niveles de solvencia de la banca española mediante el uso de los llamados activos fiscales diferidos, aunque las estimaciones iniciales apuntaban a que solo activos por importe de 30.000 millones de euros podrían preservarse como capital con la nueva ley. Gracias al aval del Estado, estos créditos fiscales seguirán computando como capital de primera calidad.