Publicado: 10.12.2014 20:53 |Actualizado: 10.12.2014 20:53

Báñez acuerda con las autonomías la ayuda de 426 euros a parados con cargas familiares

No habrá una partida extraordinaria para el nuevo subsidio, del que podrán beneficiarse durante seis meses los parados que no reciban prestación. Empleo destaca el aumento del 17% destinado a políticas activas y baraja un aumen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La nueva prestación para parados de larga duración con responsabilidades familiares que han agotado su subsidio por desempleo está más cerca de firmarse. La reunión que ha mantenido este lunes la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez con los consejeros de Empleo de las Comunidades Autónomas, ha sido fructífero, según ha informado el Ministerio.

La cuantía de la nueva ayuda la adelantaba este miércoles el secretario general de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, que la cifraba en 426 euros durante seis meses. Fuentes conocedoras del proceso de negociación aseguran que se acerca mucho a esta cifra, aunque no terminan de concretarla.

Este nuevo programa de activación correrá a cargo del Servicio Público de Empleo (SEPE) que elaborará un itinerario personalizado de inserción junto a la ayuda económica. Estas iniciativas, explica Empleo, comprenderán labores de orientación, programas de formación o posibilidades de compatibilizar el programa con un contrato u otras fuentes de ingresos. Una parte de la financiación la cubriría el SEPE mientras que el resto correría a cargo de las autonomías, mediante las partidas presupuestarias para políticas activas de empleo, sobre las que tiene competencias.

No habrá una partida adicional para este plan, aseguran fuentes de Empleo, que destacan que los Presupuestos Generales de 2015 han aumentado un 17% esta partida, y no descartan que pueda aumentar hasta un 25% en función de los resultados que obtenga el plan, del que hará seguimiento sobre su eficacia.

Se beneficiarán de este subsidio alrededor de 400.000 personasNo es un subsidio muy diferente a los que se habían puesto en marcha hasta ahora, ni los requisitos para acceder a él tampoco, añade el ministerio de Báñez. La única diferencia es que está pensado para esos 700.000 hogares, aproximadamente, que en la actualidad se encuentran sin ingresos de ningún tipo, tal y como expusieron los sindicatos tras el acuerdo tripartido junto a Gobierno y patronales el pasado 29 de julio. Empleo no precisa una cifra de beneficiarios, aunque los sindicatos la estiman en 400.000 personas.

Fuentes conocedoras del proceso han asegurado a Público que este nuevo subsidio podría prorrogarse hasta abril de 2016, aunque matizan que es "imposible" concebir un programa de este tipo de forma indefinida.

Las Comunidades Autónomas han expresado su compromiso en la implementación de este programa, y seguirán profundizando junto a Empleo en cuanto al diseño, y volverán a reunirse con la ministra el día 15 de diciembre. El resultado final será examinado por Empleo, sindicatos y patronal en próximas fechas. No se conoce cuándo se firmará pero las fuentes consultadas aseguran que estará listo antes de final de año y que se pondrá en marcha en enero.