Público
Público

Bangladesh acaba de contar muertos entre tensión laboral y promesas de cambio

El Corte Inglés se ha unido también al proyecto para desarrollar un Acuerdo para la Seguridad y la Prevención de Incendios en colaboración con IndustrialAll, UNI Global Union y la Organización Internacional del Trabaj

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Bangladesh ha finalizado hoy la búsqueda de cuerpos en el complejo textil derrumbado hace tres semanas, la peor tragedia industrial del país, con tensiones laborales y promesas de mejoras en la situación de los trabajadores de la confección.

Los equipos de rescate, dirigidos por militares, dieron anoche por concluidas las tareas de rescate de cuerpos tras hallar 1.127 muertos y esta mañana traspasaron oficialmente el control del lugar del siniestro a la administración local. 'Prometimos que continuaríamos la misión de rescate hasta encontrar el último cuerpo. Ahora no hay posibilidades de hallar más cadáveres', ha manifestado el general Chowdhury Hasan Suhrawardy.

El peor accidente industrial del país asiático causó heridas a 2.438 personas que fueron rescatadas con vida, mientras 98 personas continúan en paradero desconocido según los equipos de desescombro, de acuerdo con el periódico. El edificio Rana Plaza, de nueve plantas y que acogía cinco talleres textiles que cosían para multinacionales occidentales, se derrumbó el 24 de abril en Savar, una localidad cercana a Dacca.

La tragedia ha evidenciado la explotación y las pésimas condiciones laborales de los trabajadores bangladesíes y ha llevado a autoridades y compañías a anunciar medidas, y a los trabajadores a escenificar protestas. En el distrito comercial de Ashulia, cerca de Dacca, unas 200 fábricas continúan cerradas tras las protestas de los últimos días protagonizadas por empleados que exigían un aumento de sueldo. 'Estas factorías seguirán cerradas por un tiempo indefinido hasta que se calme la situación', ha declarado Shahidulá Azim, vicepresidente de la Asociación de Manufactureros y Exportadores de Textiles (BGMEA), organismo que ordenó el cierre. La fuente explicó que hoy no se habían producido protestas, pero que la situación continuaba siendo tensa. Decenas de miles de empleados no recibirán su sueldo durante el tiempo que se prolongue el cierre.

El Gobierno de Bangladesh anunció planes para aumentar el salario mínimo de los cuatro millones los trabajadores del textil, ahora en 38 dólares mensuales para los puestos menos cualificados, lo que los convierte en los trabajadores del sector peor pagados del mundo. Una comisión integrada por representantes gubernamentales, de las fábricas y líderes sindicales, hará una serie de recomendaciones en un plazo de tres meses. El Ejecutivo también ha aprobado enmiendas a la Ley Laboral de 2006, que incluye el derecho a crear sindicatos sin el permiso de las fábricas o la obligatoriedad de un seguro médico y de vida para los trabajadores. La reforma será introducida en el Parlamento nacional en un plazo de dos meses, según fuentes gubernamentales.

El Corte Inglés ha sido la útltima empresas en sumarse al proyecto para desarrollar un Acuerdo para la Seguridad y Prevención de Incendios en Bangladesh en colaboración con los sindicatos internacionales IndustrialAll y UNI Global Union, y con la supervisión de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) para evitar nuevas tragedias en el textil Bangladesí. Ayer Inditex, H&M, PVH (Calvin Klein /Tommy Hilfiger), Tchibo C&A, Primark y Tescose se comprometieron a la firma de un Acuerdo sobre Seguridad y Contra Incendios.

Esta iniciativa se suma al Acuerdo Tripartito del Plan de Acción Nacional para la Industria Textil de Bangladesh al que se han comprometido las autoridades locales, así como las asociaciones empresariales y sindicales.

El acuerdo, de una duración de cinco años, promueve las inspecciones independientes de seguridad en el sector textil y la difusión pública de sus resultados, así como reparaciones y renovaciones obligatorias con el objetivo de garantizar la seguridad en los talleres textiles.Otro paso más hacia la seguridad en las fábricas textiles en Bangladesh

Campaña Ropa Limpia, que firmará el acuerdo en calidad de testigo, valora positivamente que éstas empresas hayan decidido fimar el Programa para la mejora de la Seguridad de las fábricas en Bangladesh. Ineke Zeldenrust de la Campaña Ropa Limpia internacional vuelve a hacer un llamamiento 'a todas las marcas que producen sus ropa en Bangladesh a que firmen este acuerdo antes de la fecha límite, mañana miércoles 15 de mayo. 

El Secretario General de UNI Global Union, Philip Jennings, ha declarado que 'comienza la cuenta atrás para que empresas como Gap y Carrefour muestren que se preocupan por su proveedor Bangladesí. Sus reputaciones corporativas están en juego, y lo más importante: las vidas y el sustento de los trabajadores de sus fábricas'.  Jennings insta a las compañías a registrarse y salvar vidas antes de que sea demasiado tarde y afirma que 'se está construyendo un impulso para el cambio que no va parar aquí '. 

En los últimos siete años unos 1.800 trabajadores han muerto en fábricas textiles bangladesíes, según la Organización Internacional Foro de Derechos, un grupo estadounidense que defiende los derechos humanos.