Público
Público

Bankia hará más ajustes de personal el próximo año

En el primer semestre ganó 204 millones y elevó su ratio de morosidad hasta el 6,35%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los inversores quieren una cosa principalmente de las compañías y las entidades financieras: cuántos ajustes de personal y de oficinas van a realizar en los próximos años. En base a eso deciden si es una buena o mala inversión muchas veces. Bankia les dio ayer material del bueno para que tomen sus decisiones.

Anunció, en primer lugar, que va a adelantar a este año prácticamente todo el plan de reestructuración que tenía previsto para 2011 y 2012. Eso significa cerrar 657 oficinas y recortar 3.756 empleos, de los que ya se han ejecutado el 72% y el 77%, respectivamente. En segundo lugar, y más novedoso, dejó claro que el próximo año realizará nuevos ajustes, aunque no precisó cuántos ni de qué manera. El consejero delegado, Francisco Verdú, que presentaba por primera vez los resultados ante la prensa, explicó que van a trabajar en un 'segundo plan de mejora de la eficiencia, que puede comportar el redimensionamiento de oficinas, servicios centrales y puestos de trabajo'. De momento, los recortes realizados en el primer semestre no han tenido efecto apenas en los resultados. Empezarán a notarse en el semestre en curso, explicó Verdú, quien auguró que en el conjunto del año la entidad ganará al menos 400 millones de euros. Eso supone repetir en el segundo semestre los resultados del primero, en el que ganó 204 millones. La entidad no comparó esta cifra con el mismo periodo del año anterior porque, argumentó, no puede realizar los cálculos de una entidad que no existía.

En los datos del banco destaca la subida del ratio de morosidad, que ascendió en los seis primeros meses del año del 5,52% al 6,35%. La entidad tiene una exposición al sector inmobiliario de 32.000 millones de euros, ligeramente por debajo del trimestre anterior derivado de la reducción de préstamos a promotores. No obstante, en este trimestre ha crecido en cien millones de euros el volumen de activos del ladrillo en su cartera. Su riesgo a la deuda soberana europea es de 15.228 millones, la mayoría española.