Público
Público

Bankia registra una pérdida récord de 19.193 millones de euros en 2012

La matriz de la entidad, BFA Bankia, cerró el año con una pérdida de 21.238 millones, después de los ajustes derivados del traspaso de activos al banco malo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Estaban previstas, pero aún así las pérdidas del grupo BFA-Bankia son las mayores de la historia reciente de la banca española. Los datos son incontestables: BFA-Bankia registró una pérdida después de impuestos de 21.238 millones de euros en 2012, de los que 19.193 millones de euros corresponden a Bankia. Bien es cierto, que estos malos resultados se producen después de realizar provisiones por valor de 26.845 millones de euros, que incluyen también los ajustes derivados de activos a la Sociedad de Gestión de Activos Inmobiliarios procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb). 

Los actuales gestores de la entidad decidieron curar la herida de una vez por todas y ponerse la venda cuanto antes: han afrontado el proceso de recapitalización con unas provisiones récord, lo que ha llevado también a unas pérdidas récord, desconocidas. 

Las pérdidas del grupo se rebajarían hasta 19.400 millones de euros si se contabilizaran las plusvalías del canje de instrumentos híbridos, con un atribuido negativo de 10.791 millones de euros, según informó este jueves la entidad, que prevé entrar en rentabilidad ya en este año 2013. Dichos saneamientos, junto a las medidas de recapitalización aprobadas el pasado 28 de noviembre por las autoridades europeas, permiten a la entidad arrancar 2013 con un balance saneado y una liquidez de más de 40.000 millones de euros, que permite cubrir los vencimientos de los próximos seis años, según destacó el presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri.

En concreto, las dotaciones totales realizadas por Bankia en el ejercicio 2012 ascendieron a 23.907 millones de euros como consecuencia del plan presentado en mayo y de su actualización debido al traspaso de activos a la Sareb. Por ello, el resultado neto atribuido a la entidad arrojó unas pérdidas de 19.056 millones de euros. 'Iniciamos 2013 desde una sólida posición: un balance saneado, buenos niveles de solvencia y una excelente situación de liquidez. Nuestro reto ahora es hacer de Bankia una entidad rentable que permita devolver a la sociedad el apoyo que nos ha prestado ', subrayó el presidente de la entidad.

Según la entidad, el canje por acciones de los instrumentos híbridos emitidos por las cajas de ahorros que dieron origen al grupo se prevé que sea anunciado por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) en el mes de marzo y tras su ejecución el proceso de recapitalización habrá finalizado. A partir de entonces, y en función de los requisitos que establezca la comisión creada al efecto, se pondrá en marcha el proceso de arbitraje.

El crédito promotor está provisionado al 44,8%, la cartera de empresas al 14,8% y la de particulares al 3,3%

Tras la transferencia de activos inmobiliarios a la Sareb por 22.300 millones de euros, el activo individual de BFA se reduce a las participadas de las que es accionista (ajustadas a valor de mercado), carteras de renta fija y apenas 71 millones de euros de préstamo promotor, con una cobertura cercana al 80%. Por tanto, el grueso del negocio del grupo es el que se genera en Bankia. La entidad cotizada dice encarar 2013 desde un sólido punto de partida, con una cobertura total sobre la cartera de crédito del 8%. El crédito promotor está provisionado al 44,8%, la cartera de empresas al 14,8% y la de particulares al 3,3%.

Bankia registró un margen de intereses de 3.198 millones de euros en 2012, un 16,6% más que un año antes. Esta cifra excluye el coste de 109 millones de euros derivado del préstamo subordinado por 4.500 millones de euros otorgado por BFA a Bankia en septiembre de 2012. Por su parte, el margen bruto se situó en los 4.010 millones de euros (-2,7%), con un mayor peso de los ingresos recurrentes (intereses y comisines) y menor de los provenientes por carteras de renta variable.

Además, en 2012 se produjo el efecto negativo de la mayor aportación al fondo de garantía de depósitos por las penalizaciones a los extratipos, inexistente en 2013. Neto del efecto del préstamo subordinado, el margen bruto se situó el pasado año en 4.119 millones de euros (-0,05%). Los ingresos por comisiones cayeron un 6,5%, hasta los 992 millones de euros. Si no se toman en cuenta las derivadas de operaciones corporativas en mercados de capitales, los ingresos más recurrentes por la propia actividad bancaria caen un 3,3%, a 809 millones.

Por resultados de operaciones financieras, Bankia generó 348 millones en 2012, un 4,9% menos. De esta cantidad 229 millones proceden de plusvalías generadas por recompra de emisiones propias.

La entidad destacó que la contención de costes fue relevante en el ejercicio pasado y marca otro de los caminos sobre los que actuará para potenciar su rentabilidad futura. En 2012 los gastos de administración se redujeron un 12,%, hasta los 2.017 millones de euros, con una caída del 14,1% en gastos de personal y del 7,4% en otros gastos generales. Con todo, el margen antes de provisiones de Bankia se elevó hasta los 1.826 millones de euros, un 19,4% más que en 2011.

Pero sigue habiendo sombras, sobre todo por la morosidad. El ratio de morosidad de la entidad se redujo en el cuarto trimestre del año, desde el 13,3% de septiembre al 13,%, si bien la cifra supera el 7,6% del cierre de 2011. El saldo de dudosos bajó en el cuarto trimestre de 25.314 a 19.819 millones de euros, afectado por el traspaso de activos a la Sareb. Un año atrás la cifra era de 15.311 millones.

En el apartado de evolución del negocio, estuvo afectado por la transferencia de activos crediticios a la Sareb realizada en el mes de diciembre por un importe de 16.405 millones de euros en términos netos. Bankia cerró el año 2012 con un volumen de crédito neto de 134.177 millones de euros, un 27,1% inferior al año anterior. Por el lado del pasivo, los depósitos estrictos de clientes totalizaban a 31 de diciembre 98.524 millones de euros, frente a los 98.566 millones de septiembre y los 113.050 millones del cierre de 2011.