Público
Público

Bankia saldrá a cotizar con una rebaja del 60% de su valor en libros

Las negociaciones con un gran inversor norteamericano podrían reducir el precio de los títulos por debajo de los 3,75 euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En la última semana de road show de Rodrigo Rato con inversores extranjeros, con mensajes que deberían haber reforzado el precio máximo de la acción -5,05 euros- fijado por Bankia hace apenas seis días, la valoración ha caído, sin embargo, en 1,25 euros. Los títulos del banco liderado por Caja Madrid y Bancaja se estrenarán mañana en el parqué a un precio de 3,75 euros, lo que supone una descuento del 60% sobre su valor en libros. Esta valoración podría ser incluso inferior en función de los últimos ajustes en el tramo institucional. De hecho, los directivos de Bankia negociaban ayer a contrarreloj con un gran inversor norteamericano, que podría condicionar su entrada a una mayor bajada del valor de las acciones.

En caso de que no fructificase esta reunión, la gran banca española tendrá que seguir arrimando el hombro comprando más acciones del tramo institucional. Así ha sido durante todo el proceso por 'invitación', como reconocen desde un banco colocador, del Banco de España. El supervisor exponía, en sus llamadas a las entidades, el riesgo sistémico de Bankia para convencerles de su participación en el proceso. 'Entramos forzados, pero Bankia tiene que salir bien por el bien de todos', asumían ayer desde un par de bancos colocadores del tramo minorista.

Si finalmente el precio de las acciones de Bankia es de 3,75 euros (al cierre de esta edición no se había publicado el hecho relevante), los títulos habrán sufrido una rebaja del 16% con respecto a la valoración estimada más baja (4,41 euros) publicada en su folleto de salida a Bolsa. Entonces, la entidad reconocía que esos 4,41 euros significaban el precio aceptado por los inversores institucionales para empezar a cotizar. El tiempo ha demostrado que había más margen para jugar a la baja.

La falta de apetito extranjero, junto a la difícil coyuntura de mercado europea, que lleva castigando durante semanas al sector financiero en los mercados, han forzado a Bankia a abaratar su precio para poder cotizar. Otra corrección a su folleto, que fijaba un descuento sobre el valor en libros de entre el 49% y el 54%. En esta cifras, la capitalización del grupo, en el momento de salir a cotizar, oscilaría entre 7.641 millones y 8.749 millones. Mañana será de unos 6.400 millones.

Otra de las razones ha sido la difícil colocación en el tramo minorista, que soporta el 60% de las compras. 'Las ventas empezaron muy bien los primeros días por la campaña de marketing', asumen desde el sector. Sin embargo, la demanda se ha ido enfriando en las oficinas donde no se ha llegado al 100% de las órdenes de compra. Desde Bankia insisten en que 'habrá prorrateo' entre los particulares. Así será puesto que la rebaja de precio ha provocado que con las mismas peticiones se haya aumentado las acciones que se asignará a cada minorista y, por tanto, cubrir el total de la demanda. Si finalmente el precio de Bankia se sitúa en 3,75 euros la acción, la entidad espera captar entre 3.200 y 3.500 millones de euros, por la colocación de algo más del 48% del capital. Una cifra que es alrededor de 700 millones inferior a la pretendida por Rato para recapitalizar el nuevo banco. La cifra final se conocerá hoy, cuando se cuadren definitivamente las órdenes de compra. 'En cualquier caso, los actuales gestores no perderán el control de Bankia', aseguran desde la entidad.

'Con la decisión de Bankia de rebajar el precio de sus acciones, anticipa el previsible descenso que sufrirán sus títulos en cuanto se expongan a los mercados y amortigua las pérdidas entre sus inversores', aseguraban ayer fuentes del sector.

Para otros expertos, como Alejandro Inurrieta, las oscilaciones a la baja del precio 'están descontadas'. 'Si Bankia no hubiera tomado esa decisión, se lo habrían impuesto los mercados porque el sistema financiero español no es un valor atractivo de compra', razona el economista del Instituto de Estudios Bursátiles. 'Después del verano, incluso este precio se puede ver como bueno', asegura José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney, que augura un deterioro económico ante la incertidumbre griega.

Este hecho ha provocado que, en las últimas semanas, las entidades financieras españolas hayan sufrido un castigo permanente. Golpes diarios que se ha traducido en pérdidas que oscilan entre el 10 y el 16% en los parqués. Desde el pasado 30 de junio, las acciones de CaixaBank han sido las más perjudicado con una caída del 16,27%. Ayer, cada uno de sus títulos valían 4,03 euros. BBVA, Sabadell y Popular concentran deterioros superiores al 13%, mientras que el Santander acumula descensos, en estos primeros 18 días de julio del 10,56%.