Publicado: 24.10.2014 10:40 |Actualizado: 24.10.2014 10:40

Bankia tuvo pérdidas por valor de 1.700 millones en operaciones sospechosas de Bancaja

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un informe interno del Banco de España cifra en 1.700 millones de euros el agujero generado en Bankia por once operaciones que muestran indicios de irregularidad. La mayor parte de estas operaciones, llevadas a cabo en condiciones de gran riesgo, fueron heredadas de Bancaja y tuvieron lugar antes de que se produjera la fusión con Caja Madrid y cinco entidades más.

Estas operaciones podrían derivar en responsabilidades para el presidente de Bancaja, José Luis Olivas, su exdirector general, Aurelio Izquierdo y el expresidente de Bancaja Hábitat, Ángel Villanueva. Al menos cinco de las posibles operaciones irregulares habrían tenido un coste total de 709 millones, según ha informado hoy el diario económico Expansión.

Entre estas actuaciones sospechosa se encuentra la de empresa Grand Coral, que dejó un agujero de 246 millones por operaciones infructuosas en México. También se incluyen las del Grupo Calabuig y Royactura, que dejaron un quebranto entre ambas de 242 millones en asuntos relacionados con el suelo y el ladrillo. Estos tres casos ya están en la Audiencia Nacional.

Existen otros movimientos sospechosos que aún no están siendo investigados en la Audiencia Nacional pero que Bankia podría haber llevado a la Fiscalía tras detectar las irregularidades. Uno de ellos es el referente a la sociedad Share Capital, que se vincula a la familia Cotino y que, entre otras cosas, recibió crédito para crear un circuito de Moto GP en Hungría que nunca llegó a ser construido. El vacío generado por esa empresa es de 164 millones.

El Grupo Aedifica también trabajó en condiciones sospechosas e irregulares. A esta empresa se le encargó el desarrollo de las operaciones urbanísticas relacionadas con el antiguo estadio de Mestalla en Valencia sin estar preparada para ello y tuvo que se refinanciada. Dejó un quebranto de 57 millones de euros.

Hay al menos otras seis operaciones irregulares que aún no han sido identificadas y que generaron pérdidas por valor de 1.000 millones de euros. El informe del Banco de España denuncia que se incurrió en irregularidades que "revelan ausencia de racionalidad económica". El agujero generado por estas operaciones multiplica es casi 110 veces mayor que  los gastos de las 'tarjetas b'