Público
Público

Barajas recupera la normalidad tras cerrar durante seis horas dos de sus pistas

Aena achaca el cierre de dos pistas a que los controladores no han querido hacer horas extra. Estos responden que falta planificación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El aeropuerto de Madrid-Barajas recuperó desde las 15.00 horas la operativa habitual en las cuatro pistas con las que cuenta, después de que desde las 9 de la mañana sólo operara en dos de ellas debido a la falta de controladores aéreos, informó Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

Según el gestor aeroportuario, esta situación se debió a la renuncia de los controladores aéreos a trabajar horas extras para cubrir los 541 vuelos programados hasta las 13 horas, de los cuales se han operado 469 y cancelado cinco.

AENA planifica desde hace varios meses turnos de controladores aéreos con 'cargas medias de trabajo' y recurre a las horas extras en periodos de gran operatividad como medidas 'anticrisis' para ahorrar costes.

Así, el organismo dependiente de Fomento señaló que 'esta circuntancia unida a la ausencia de uno de los controladores de turno por baja' obligó a limitar las operaciones a sólo dos pistas.

El cierre de dos pistas provocó numerosos retrasos en muchos vuelos. En una nota emitida a primera hora de la mañana AENA explica que la mejora de la productividad de los controladores aéreos es fundamental para contener los costes en un momento de crisis económica como la actual, y que por esta razón Aena seguirá aplicando medidas que permitan una utilización más eficiente de los recursos de control aéreo, salvaguardando siempre la seguridad de las operaciones.

Uno de esos criterios de eficiencia, añade la nota, es la planificación del trabajo de los controladores aéreos con escenarios medios de carga de trabajo y recurrir a las horas extras en periodos punta.

Para mantener la plena operatividad del aeropuerto, Aena explica que ha intentado, 'sin éxito', que los controladores de turno aceptasen hacer horas extras, siempre dentro de los límites establecidos en el Manual de Gestión de Seguridad, aprobado por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea.

La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) acusó a AENA de 'premura' al planificar el trabajo y negó que rechacen hacer horas extras, como se afirma para explicar la falta de personal en las torres de control.

Según declaró a Efe un portavoz de USCA, la falta de personal se debe a la 'premura y poca antelación' con que AENA establece el número de controladores necesarios, por lo que 'no da tiempo a encontrar gente en el último momento'.

Añadió que este jueves había varios controladores haciendo horas extras, aunque no los suficientes, ya que Aena 'deja para última hora' la planificación de la programación.