Publicado: 01.12.2014 13:44 |Actualizado: 01.12.2014 13:44

La barbarie del Gadhimai, el mayor sacrificio religioso de animales del mundo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nepal acoge estos días una de las matanzas animales más salvajes del mundo. En 2009 cerca de 500.000 animales fueron mutilados para ser ofrecidos a la diosa Gadhimai en una celebración a la que acuden cerca de cinco millones de personas, muchas de ellas bajo los efectos del alcohol, para mutilar búfalos de agua, cabras, corderos y palomas. La violenta multitud que acuchilla brutalmente a estos seres vivos cree su acción les traerá salud y prosperidad.

A pesar de la prohibición por parte del Gobierno de Nepal para grabar o fotografiar el festival, investigadores de la organización internacional Igualdad Animal han documentado en primera persona esta matanza para denunciar la barbarie que tiene lugar en el pueblo de Bariyarpur, en el Distrito Bara al sur de Nepal.

Los activistas han utilizado un drone para conseguir planos aéreos en los que se puede ver la inmensa explanada en la que se celebra el festival repleta de animales muertos.


El equipo de Igualdad Animal también ha documentado las terribles condiciones antihigiénicas en las que se produce esta celebración, en la que los animales sacrificados a golpe de machete se amontonan sobre la grama formando charcos de sangre mientras una gran cantidad de niños presencia la matanza.

El Gobierno de India aprobó hace unos meses una orden para bloquear el transporte de animales en la frontera de India con Nepal gracias a la campaña llevada a cabo por Igualdad Animal. Gracias a esto, el número de sacrificios se ha reducido en torno al 69% respecto a la celebración que tuvo lugar hace un lustro.

Un niño juega entre los cuerpos mutilados de los animales - REUTERS

Durante el último mes, voluntarios de la asociación en defensa de los derechos de los animales han estado realizando una campaña educativa con los aldeanos y entrevistándose con sacerdotes del Templo de Gadhimai, animándoles a llevar a cabo el ritual sin matar animales, poniendo el ejemplo de otros rituales similares donde hay ofrendas vegetales.

En un comunicado que condena el festival, Igualdad Animal califica de "auténtica locura" esta celebración religiosa y aseveran que la tradición no puede justificar semejante daño. La organización se ha comprometido a seguir trabajando sin descanso para que este sea el último año en el que se matan animales en nombre de la diosa Gadhimai.