Público
Público

Barberá, orgullosa de su paseo en Ferrari

Augura que de la jornada de ayer saldrán cosas "muy fructíferas" para Valencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Barberá, a la izquierda, transportada por Camps, al volante. JUAN NAVARRO

 

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha justificado hoy su paseo del domingo en el Ferrari junto con el presidente de la Generalitart, Francisco Camps, en que había que dar la 'mayor acogida' al presidente de Ferrari, Luca di Montezmolo, y al presidente del Banco Santander, Emilio Botín, 'dos de los protagonistas más importantes de la economía mundial', que promueven la riqueza 'allá donde van y se asientan'.

'Para eso hay que atenderlos con cortesía, con hospitalidad, hay que hablar de futuro', ha señalado para asegurar que las jornadas de este fin de semana junto al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, han resultado 'muy fructíferas, lo veremos', auguró.

Barberá ha revelado que en la competición del pasado fin de semana se estuvo 'hablando de asentar algún tipo de relación' para 'consolidar la relación con una de las primeras firmas de producción de vehículos del mundo en España a través de Valencia'.

A su juicio, es un 'tema importante', porque 'quienes fabrican esos coches son trabajadores de fábricas que mueven la economía allí donde están. Y si se promocionan y van a algún lado, resulta que promueven dinero allá donde van y se asientan', resaltó.

La alcaldesa destacó que 'ayer se produjo en Valencia la conjunción de dos de las actividades económicas más importantes, que son turismo y la fabricación de vehículos', a través de Botín y Di Montezemolo y avanzó que durante las finales de los Mundiales de Ferrari han nacido 'tres o cuatro iniciativas' relacionadas con el turismo y el deporte, que no quiso desvelar por el momento.

Por otro lado, Barberá replicó a la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, que hoy criticó la imagen de Camps pilotando el Ferrari y le dijo 'que se meta en lo suyo, que tiene la gripe A ahí'.

Barberá replica a las críticas de Trinidad Jiménez: 'Que se meta en lo suyo, que tiene la gripe A ahí'.

Al respecto, se mostró 'orgullosa de haber estado ayer con estos dos magnates de la economía del mundo que apuestan por Valencia, y aquel que apueste por Valencia yo le voy a dar la mayor acogida que pueda, yo le digo a esta señora que se meta en lo suyo', incidió.

Asimismo, instó a la ministra a que 'vaya pidiendo la dimisión' al secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido, 'por todo lo que los socialistas han querido pedirnos a nosotros cuenta', apuntó. De este modo, recordó que Garrido 'está imputado', mientras que en la Comunitat 'no hay ni un solo imputado', a pesar de que 'seguimos gozando del foco del tercer grado sobre nosotros', lamentó.

'Y tienen la desfachatez y la osadía de meterse con nosotros y decir que ha sido inoportuno cuando se está atendiendo a dos personalidades de la economía que apuestan por Valencia a través del deporte, por el turismo y la economía', insistió.

Según Barberá, durante la última década se han creado '275.000 puestos de trabajo acumulados en empleo directo vinculados al deporte', algo por lo que 'vale la pena trabajar'. 'Este Gobierno no nos da nada, le da la espalda a la Fórmula 1 y encima se permite el lujo la ministra de Sanidad de meterse con nosotros', censuró.

'¿Qué no quieren que potenciemos la riqueza? ¿Habrá que pensar que nos tienen envidia o que no quieren que se celebre aquí?', se preguntó y abogó por 'defender las posibilidades' de Valencia, donde la ocupación hotelera de mayor nivel, se situó entre el 80-100%, tanto el pasado fin de semana durante las finales de los Mundiales de Ferrari como el anterior con Open 500 de tenis.

La alcaldesa de Valencia recordó que ya 'se perdió la primera de lo que pudo haber sido una de las grandes inversiones internacioales' en la Comunitat cuando los socialista 'despreciaron' la posibilidad de que Eurodisney se instalara a Cabanes o Pego (Castelón).

En cuanto a la 'magnífica' Convención Nacional del PP celebrada este fin de semana en Barcelona, Barberá consideró que el discurso del presidente del partido, Mariano Rajoy, 'fue uno de los mejores discursos que jamás haya pronunciado, concebido y estructurado y luego pronunciado', en el que fue 'muy claro' y habló de 'dos elementos fundamentales que debe tener un partido, que son la unidad y la transparencia'. Se 'ha consolidado un proyecto, un partido, un líder y una alternativa de gobierno', ha aseverado.

A su juicio, Rajoy transmitió un 'mensaje de esperanza a la sociedad con la presentación clarísima de alternativas' de los 'populares' como son la disminución del gasto público y la bajada de impuestos. Además, afirmó que el 'decálogo de valores' propuesto en la convención 'viene muy oportuno' y la semana que viene, durante la Intermunicipal del PP en Sevilla se desarrollará 'el proyecto de transparencia y contra la corrupción', anunciado este fin de semana, avanzó.