Público
Público

El Barça se acostumbra a sufrir

Los azulgranas vencen al Celtic de Glasgow (2-1) con un gol en el último minuto de Jordi Alba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Bartra subió a la desesperada el balón cual Iniesta y se lo dejó a Adriano. El brasileño se la jugó con el último y único balón a la olla y Jordi Alba empalmó en boca de gol ante el rugido del Camp Nou y el estallido del banquillo azulgrana. Una estampa que los culés ya se han acostumbrado a ver esta temporada. 

Pasó también contra el Spartak de Moscú y hoy el sufrimiento fue máximo, hasta casi el límite, hasta 40 segundos para el final, cuando se consumó la remontada ante un Celtic que cual Braveheart aguantó en pie todo el partido al Barça, todo un coloso.

A los azulgranas les costó toda la primera parte enmendar el error del minuto 18. Los de Tito lo intentaron de todas las maneras posibles pero siempre con el mismo final: los defensas del Celtic, su portero o el córner.

El previsible autobús que iban a plantar los escoceses fue tal, pero al Barça no le costaba tanto abrir la lata como afinar la puntería frente a Forster.

Los azulgranas tuvieron el gol en dos ocasiones claras en el primer cuarto de hora pero dejaron escapar la oportunidad de golpear antes. Alexis primero tras un pase al hueco imposible de Iniesta y Bartra después en una jugada ensayada de tiralíneas tras el saque de un córner rozaron el gol.

La defensa del Barça volvió a mostrarse frágil y hasta un tímido y fácil Celtic de Glasgow puso en apuros a la zaga azulgrana. Aunque eso sí, Bartra -titular esta noche- mejoró notablemente a Song como central. Los escoceses se encontraron, no obstante, con un golpe de suerte. En su única llegada a la portería de Valdes en todo el primer acto, el remate de cabeza de Samaras se encontró con el hombro de Mascherano, que desvió indefectiblemente el cuero hacia las mallas.

La sorpresa volvía a saltar en un Camp Nou de Champions, tal y como ocurriera ante el Spartak de Moscú. Y el Barça se volvió a afanar por resolver la situación. Messi probó suerte en dos faltas lejanas que se escaparon por poco, y cuando tocaba a su fin la primera mitad llegó la igualada. El astro argentino se inventó una pared milimétrica con Xavi e Iniesta que el manchego resolvió fusilando al portero escocés en el área pequeña.

Todo parecía encarrilado para ejecutar a los escoceses en la segunda mitad, quizás hasta una goleada. Pero nada que ver. Forster se erigió en el héroe del Celtic al sacar hasta tres goles cantados a medio metro, dos de ellos de Messi, que no fue esta noche el héroe del Barça. Ese papel le tocó hoy a otro.

El Barça se empeñaba en atacar pacientemente por el centro, plagado de jugadores del Celtic, y se encontraba con un cerrojo por respuesta, ante la desesperación del culé, que veía como pasaban los minutos y los escoceses, lejos de derrumbarse por el esfuerzo físico, aguantaban hasta casi el final.

Villa rozó el gol a dos minutos del final y añadió más angustia al encuentro. Pero en el último suspiro, Jordi Alba apareció a la espalda de los gigantescos centrales escoceses que solo pudieron ver como el balón acababa en las mallas. Como ante el Spartak, el Depor o el Sevilla, con sufrimiento, pero finalmente un feliz desenlace.

2 - Barcelona: Víctor Valdés; Adriano, Bartra, Mascherano, Jordi Alba; Xavi Hernández, Song, Iniesta; Alexis Sánchez (Villa, min.80), Messi y Pedro Rodríguez (Tello, min.76).

1 - Celtic: Forster; Lustig, Wilson, Ambrose, Izaguirre; Brown (Commons, min.63), Wanyama, Ledley, Mulgrew (Kayal, min.76); Samaras (Forrest,min.43) y Gary Hooper.

Goles: 0-1, min.19: Samaras. 1-1, min.45: Iniesta. 2-1, min.94: Jordi Alba.

Árbitro: Gianluca Rocchi (ITA). Amonestó a Mascherano (min.71) y Adriano (min.80).

Incidencias: partido correspondiente a la tercera jornada del grupo G de la Liga de Campeones disputado en el Camp Nou ante 77.781 aficionados, según datos oficinales.