Público
Público

El Barça se atasca sin Messi y da un respiro a sus perseguidores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Barcelona acusó la baja del argentino Leo Messi ante el Getafe y no pudo pasar del empate a uno, con lo que da un respiro al resto de aspirantes al título, de los que solamente ganó, tras un partido mediocre, el Real Madrid, ahora segundo a tres puntos.

Sin la magia de Messi, reservado por Pep Guardiola, ausencia que se añadió a la ya conocida de Andrés Iniesta, el cuadro azulgrana no pudo sumar su décima victoria seguida e incluso estuvo cerca de caer derrotado ante un Getafe que llegaba con urgencias al Camp Nou.

Manu del Moral adelantó en el primer periodo al equipo madrileño y tuvo opciones para dar un disgusto a los barcelonistas, a los que salvó en el segundo periodo la conexión de dos ex jugadores llegados este año del Sevilla, Dani Alves y Seydou Keita. El brasileño centró desde la derecha y el maliense remachó de cabeza.

El Barcelona perdió la oportunidad de abrir más hueco tras la derrota del sábado del hasta entonces segundo Villarreal, que fue sorprendido en El Madrigal por el Valladolid (0-3), que ha superado con nota la 'etapa' por los rivales importantes.

El Real Madrid, curiosamente, recupera en pleno bache la segunda plaza gracias a un mediocre triunfo, también el sábado, ante el Recreativo de Huelva (1-0) con un tanto del holandés Wesley Sneijder.

Este hecho no puede ocultar un nuevo mal partido del conjunto de Bernd Schuster, que fue despedido con pitos por la afición del Bernabéu y cuya enfermería engrosó con dos nuevos inquilinos, su hombre más en forma, el argentino Marcelo Higuaín, y el propio Sneijder.

El Villarreal queda ahora tercero a cuatro puntos, mientras que el Valencia y el Sevilla, que empataron a cero en el Ramón Sánchez Pizjuán, cierran la zona 'Champions' a cinco de los barcelonistas.

No aprovechó el Atlético de Madrid la opción para acercarse a su objetivo al empatar en Soria ante el Numancia (1-1) resultado que le deja en zona europea, pero a seis puntos del Valencia y del Sevilla.

Lo tuvo en su mano el conjunto del mexicano Javier Aguirre después de que se adelantara en el marcador con un tanto del uruguayo Diego Forlán, pero dio vida en el segundo tiempo al cuadro del croata Sergio Kresic, que igualó en la prolongación con un penalti cometido por el colombiano Luis Amaranto Perea sobre Gorka Brit que transformó José Javier Barkero.

El Deportivo ganó al Athletic en el último partido de esta duodécima jornada por 3-1, con un último gol muy bonito del mexicano Andrés Guardado, y alcanza de nuevo al Atlético, con lo que refuerza sus esperanzas.

El Betis, que no hace mucho se debatía en las posiciones delicadas de la tabla, mira al continente por derecho propio a costa de otro equipo en progresión como el Sporting de Gijón, al que derrotó en El Molinón por 1-2 tras remontar el gol de Diego Castro con el acierto del argentino Luciano Monzón y del camerunés Achille Emana.

El equipo sevillano es octavo con diecisiete puntos, uno más que el Valladolid, que ha crecido a costa de los 'grandes', mientras que la mitad de la tabla es para el Racing, que goleó al Espanyol por 3-0, el Málaga, que arrancó un punto el Mallorca (2-2) tras ir en dos ocasiones por delante en el marcador, el Almería, víctima del despertar del Osasuna, y el Sporting.

José Antonio Camacho y la afición osasunista vivieron su primera alegría liguera con el triunfo ante el Almería por 3-1, lo que les hace abandonar el farolillo rojo, que entregan al Recreativo.

Aunque Álvaro Negredo adelantó de penalti al equipo andaluz (m.7), la expulsión del brasileño Guilherme justo después dio alas al Osasuna, que primero igualó con una diana del uruguayo Walter Pandiani y en la última fase selló la primera victoria de la era Camacho con un autogol del argentino Hernán Darío Pellerano y una diana del húngaro Krisztian Vadocz.

El Recreativo es último con siete puntos, uno menos que el Osasuna y el Athletic es antepenúltimo con nueve tras caer en Riazor en un partido en el que su ex guardameta Dani Aranzubia detuvo un penalti a su ex compañero Andoni Iraola cuando el Deportivo solamente ganaba por 1-0.