Público
Público

El Barça vence al Atlante y jugará la final de Mundial de clubes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Barcelona derrotó el miércoles al Atlante de México por 3-1, y se clasificó para la final del Mundial de Clubes de fútbol en Abu Dabi, donde se enfrentará a Estudiantes de La Plata de Argentina.

El delantero Guillermo Rojas sorprendió a todos y adelantó al Atlante -campeón de la CONCACAF- cuando apenas habían transcurrido cinco minutos de juego, tras aprovechar un pelotazo que desconcertó a la defensa del Barça.

Sin embargo, el campeón europeo no se desesperó y, fiel a su estilo, arrinconó a su rival hasta conseguir la igualdad a los 35 gracias a Sergio Busquets, tras un córner y un remate de cabeza dentro del área.

El argentino Lionel Messi, flamante ganador del Balón de Oro, entró como sustituto en la segunda parte, y además de generar la ovación de los 41.000 espectadores del estadio Zayed Sports City, marcó el 2-1 para el Barça a los 53 minutos, tras eludir al portero del Atlante, su compatriota Federico Vilar.

"Cuando él (Messi) va a la cancha, cambia la dimensión completamente. Viene de una galaxia diferente", dijo tras el partido en rueda de prensa el entrenador del Atlante, José Guadalupe Cruz.

"Hay que reconocer que es brillante, pero también la coordinación de su equipo ayuda mucho", agregó.

"Me sentí bien. Jugué unos minutos, me dolía un poco al final, pero quedan días para recuperarme otra vez (...) Hemos ganado a un gran equipo", explicó Messi, que espera ser titular el sábado ante Estudiantes, que el martes ganó su semifinal 2-1 ante el Pohang Steelers surcoreano.

"Estudiantes es un grandísimo equipo, con muy buenos jugadores (...) En una final no hay favoritos. Va a ser un partido muy igualado", vaticinó.

El Barcelona selló la victoria a los 67, cuando el joven delantero Pedro marcó el tercer tanto, tras un exquisito pase de Andrés Iniesta.

El equipo catalán ahora se medirá en la final del certamen el sábado con Estudiantes, que el martes ganó su semifinal 2-1 ante el Pohang Steelers surcoreano.

REMONTADA

El Atlante dio el gran golpe al adelantarse rápidamente en el marcador tras un pelotazo de Vilar que tomó a la defensa del Barcelona en línea y que le permitió a Rojas puntear el balón ante la desesperada salida del portero Víctor Valdés, para después empujarla a la red cuando estaba saliendo.

El Barça reaccionó inmediatamente y Vilar debió exigirse para tapar un cabezazo de Busquets tras un córner dos minutos después del gol.

El conjunto mexicano podría haber aumentado la cuenta a los 10 minutos, cuando el lateral Fernando Navarro rompió el adelantamiento de la última línea rival y quedó en buena posición para definir, pero el defensa decidió tirar un centro que no encontró a ningún compañero.

La igualdad del Barcelona llegó cuando Busquets se anticipó a la marca del argentino Santiago Solari y definió de primera tras capturar un cabezazo de Yaya Touré.

El ingreso de Messi, quien estaba en duda por una lesión de tobillo, dio otra dinámica al juego del equipo de Pep Guardiola, que se adelantó en el marcador cuando el argentino tomó un pase de Zlatan Ibrahimovic, esquivó a Vilar y convirtió pese al esfuerzo de dos defensas mexicanos.

"No es la primera vez que Messi entra al terreno de juego y anota. Es muy competitivo y siempre decide el marcador final", dijo Guardiola.

"Su estado físico es bueno y su mente está en un marco perfecto para salir y ganar", agregó.

Finalmente, Pedro coronó un gran año con su sexto gol en la misma cantidad de competiciones gracias a una elaborada jugada previa de Iniesta, quien una vez más demostró toda su calidad.

Con el partido casi resuelto, el Barça exhibió ráfagas de su mejor fútbol y, comandado por Xavi desde el centro del campo, dominó la posesión de la pelota frente a un oponente ya sin reacción.