Público
Público

El Barça, a por su victoria 50 ante el Manresa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Regal FC Barcelona, que perdió su último partido liguero en casa (71-72 frente a Estudiantes), intentará conseguir mañana la victoria 50 en sus enfrentamientos con el Ricoh Manresa, un conjunto que ha mostrado un buen nivel en este inicio de campeonato.

El equipo de Xavi Pascual descansó en la jornada pasada y su último encuentro en el Palau Blaugrana no lo pudo resolver, en un partido en el que los azulgrana se mostraron muy irregulares.

El Barça ha perdido dos partidos en la ACB (en Gran Canaria, además del citado encuentro ante los madrileños) de los siete disputados y ha mostrado muchos altibajos en su juego.

Además, la lesión de dos de sus bases, Jaka Lakovic y Víctor Sada, ha abierto el debate en torno a qué jugador puede defender mejor esta posición, para la que luchan André Barrett, fichado a principios de temporada, y Roger Grimau, un escolta reconvertido en base.

Hasta la fecha, los números le dan una amplia ventaja a Grimau, que se ha mostrado más resolutivo que el estadounidense, un jugador que le falta continuidad en su juego.

Para el partido de mañana, Sada está descartado. Sufrió en la víspera del encuentro ante Estudiantes un esguince de grado 2 en el tobillo, del que se está recuperando. La presencia de Lakovic es dudosa, debido a una contractura muscular que le ha mantenido de baja los últimos días.

Por lo demás, el Barça vive del buen momento de Juan Carlos Navarro y de la fortaleza de su juego interior, con Ersan Ilyasova y Fran Vázquez como principales valedores.

Ante el Ricoh, el equipo barcelonista buscará su victoria 50. Este partido se jugó por primera vez en la temporada 1968-69 y tiene hasta 62 precedentes, entre Liga Nacional y ACB.

Hasta la fecha, el Barça ha ganado 49 enfrentamientos y el Manresa ha conseguido 11 victorias y dos encuentros (72-73 y 76-77) se resolvieron con empate.

Los hombres de Jaume Ponsarnau intentaran mostrar su mejor cara en una pista donde el Manresa ha tenido históricamente muchos problemas para ganar.

Los del Bages llegan al Palau con un buen balance en este inicio de temporada, es noveno en la clasificación con cuatro victorias y cuatro derrotas, mientras el Barcelona es quinto con una victoria más, en un partido menos.

A pesar del buen inicio, lo cierto es que conseguir un victoria en casa del poderoso Barça sería la mejor manera de resarcirse de la derrota del domingo ante el Kalise Gran Canaria en el último segundo y que supuso la pérdida de la imbatibilidad en casa.

Jaume Ponsarnau se muestra confiado en las posibilidades de sus jugadores. El técnico comenta que el equipo va por buen camino. "Aún no hemos llegado a nuestro límite", ha asegurado el entrenador, que espera que sus jugadores puedan mejorar sus prestaciones.

Para el partido de mañana, Ponsarnau podrá contar con toda a la plantilla al completo. Faltará Carles Marco que hoy ha finalizado el contrato de dos meses. El club ha destacado el rendimiento del jugador en este tiempo, en el que ha suplido la baja del base Javi Rodríguez.

El partido de mañana será especial para Guillem Rubio. El capitán del Manresa disputará su partido número 100 en la ACB. El de Terrassa debutó en la máxima competición estatal hace casi diez años, en la segunda jornada de la temporada 1999-2000. Luego tuvo que esperar a la temporada 2004-05 para completar un campaña entera en la ACB.