Público
Público

El Barcelona se aleja de un primer puesto al que se aferra el Ciudad Real pese a la derrota

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Barcelona Borges y el Cuatro Rayas Valladolid se despidieron de casi cualquier opción de concluir como líderes la fase de grupos de la Liga de Campeones, tras empatar con el Rhein-Neckar Lowen alemán y el Dinamo de Minsk bielorruso, en una octava jornada en la que ningún equipo español logró ganar.

Una primera plaza a la que todavía se aferra el Renovalia Ciudad Real, pese a cosechar su primera derrota (25-23) en la competición en su visita a la pista de un Flensburgo alemán, que se sobrepuso mejor que los manchegos a las bajas.

Los de Talant Dujshebaev echaron en exceso de menos al cañonero macedonio Kiril Lazarov, un jugador capaz de desatascar con su poderoso lanzamiento el ataque más enmarañado.

Como el que mostró el conjunto manchego en los primeros minutos tanto de la primera como de la segunda mitad, en los que el Ciudad Real encajó dos contundentes parciales, que le obligaron a ir siempre a remolque del equipo alemán.

Un Flensburgo, que pareció aprender en el segundo período la lección del primer tiempo, en el que dilapidó una renta de hasta seis goles, y logró contener el empuje del Ciudad Real, que llegó a reducir sus desventaja a tan sólo un tanto (24-23) a poco más de un minuto para el final.

Derrota que obligará al Renovalia Ciudad Real a jugarse la próxima semana la primera plaza del grupo D con el Croatia Osiguranje Zágreb, que llegará al Quijote Arena con un punto menos que los manchegos, tras imponerse esta jornada con más apuros de los previstos (34-30) al Constanta rumano.

Un duelo del que podría beneficiarse el Flensburgo, que pese a su victoria de hoy sigue marcándose como objetivo una segunda plaza, que podría arrebatar a las balcánicos si vence en la pista del San Petersburgo ruso, que no puede permitirse más fallos, tras caer esta jornada en Sarajevo (25-24) ante el Bosna.

Segunda plaza que parece ser el máximo objetivo al que podrá aspirar el Cuatro Rayas Valladolid, que acabó con casi cualquier oportunidad de arrebatar el liderato del grupo C al Chekhovskie ruso, tras empatar (27-27) en casa con el Dínamo de Minsk bielorruso.

El equipo de Juan Carlos Pastor se dejó escapar en los últimos compases una victoria que parecía segura a cinco minutos para el final, tras dilapidar una renta de tres goles (26-23), que no hacía justicia al buen partido del equipo bielorruso.

Un Dinamo de Minsk que encontró finalmente su justo premio con un empate, que permite a los de Sergei Bebeshko, ex jugador del Renovalia Ciudad Real, seguir soñando con la clasificación para los octavos de final.

Ronda a la que el Cuatro Rayas Valladolid confía en acceder como segundo clasificado del grupo C, para lo cual deberá, al menos empatar, la próxima semana en la pista del Pick Szeged húngaro, que cayó esta jornada por 31-27 ante el Kadetten Schaffhausen suizo.

La primera plaza parece ya propiedad del Chekhovskie ruso, que no tuvo problemas para doblegar por 30-38 al Aalborg danés, al que ni los ocho goles del extremo sueco Jan Lennartsson le sirvieron para inquietar al campeón ruso.

Una primera plaza que parece un imposible para el Barcelona Borges en el grupo A, tras empatar 38-38 en su visita a la pista del Rhein-Neckar Lowen germano, en un duelo marcado por la polémica arbitral.

La decisión del delegado de EHF de anular, al considerar ya fuera de tiempo, un último gol de Víctor Tomás, que anotó de portería a portería, tras robar el balón a un Rhein-Neckar Lowen incapaz de aprovechar su superioridad numérica en la última, condena a un oscuro panorama al equipo catalán.

Los de Xavi Pascual necesitan ganar los partidos que les restan con el Chambery francés, en casa, y el Celje esloveno, a domicilio, y que el Rhein-Neckar Lowen y el Kiel fallen más de lo normal, para evitar una tercera plaza que les condenaría a jugar los octavos de final con el factor cancha en contra.

Una combinación difícil de imaginar teniendo en cuenta que al Kiel, vigente campeón de Europa, le basta con sumar un triunfo en las dos últimas jornadas, tras imponerse el sábado (26-28) al Chambery, para asegurarse la primera plaza.

Primer puesto que se jugarán en el grupo B el Veszprem húngaro, que se impuso por un contundente 33-22 al Tatram Presov eslovaco, y el Montpellier francés, que derrotó por un ajustado 27-28 a un Hamburgo, que no acaba de sacar el máximo rendimiento a su excelente plantilla.