Público
Público

El Barcelona debuta esta temporada en su estadio ante el Dinamo de Kiev

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El campeón de la Liga de Campeones, el Barcelona, debutará mañana ante su afición en la nueva temporada europea y lo hará como claro favorito al triunfo ante el Dinamo de Kiev, después de una impecable trayectoria en la Liga española y de un empate en Milán en el estreno continental que se dio por bueno.

Los barcelonistas se mostraron superiores al Inter hace quince días y sólo la férrea defensa planteada por José Mourinho evitó la victoria catalana.

El Dinamo de Kiev ni cuenta con los mismos mimbres que el campeón italiano para blindar su portería ni actuará como local, así que todos los pronósticos favorecen al conjunto de Josep Guardiola.

El único pero es el de las lesiones, con Thierry Henry como duda después de ser sustituido el pasado sábado por unas molestias en los aductores.

Después del empate sin goles en Milán el objetivo ahora es hacerse con el liderato del grupo desde esta segunda jornada y hacer extensivo a Europa el dominio mostrado en España.

Con la solvencia en defensa que aportan Carles Puyol y Gerard Piqué y que resta trascendencia a la imposibilidad de alinearse de Dymitro Chygrynskyi, baja por lesión durante tres semanas en cualquier caso, la responsabilidad del gol recaerá en Zlatan Ibrahimovic y Leo Messi, dos jugadores en racha ante la portería rival.

Ibrahimovic y Messi han marcado cinco goles cada uno hasta el momento en la Liga española con lo que suman diez de los dieciséis conseguidos por el equipo en el torneo doméstico. El sueco, además, ha 'mojado' en cada una de las cinco jornadas disputadas y ha igualado los mejores registros en el club catalán.

En estas circunstancias adversas a sus intereses llega a Barcelona el Dinamo de Kiev, aunque el cuadro ucraniano puede presumir también de racha, de ganas de dar la sorpresa y de contar con un rejuvenecido Andréi Shevchenko, uno de los máximos goleadores de la historia de la Liga de Campeones, en el probable once inicial.

El Dinamo inició con victoria su andadura en esta competición al derrotar al campeón ruso, el Rubín Kazán (3-1), en un partido en que, pese a no jugar bien, remontó un gol en contra y se hizo con los tres puntos.

Por ello y merced al empate sin goles cosechado por el equipo barcelonista en Milán, el Dinamo encabeza provisionalmente el grupo F.

El Dinamo no conoce la derrota desde que empezara la temporada en Ucrania a mediados de julio, lleva cinco victorias consecutivas y en liga lidera la clasificación con 22 puntos en ocho partidos, por delante del Shakhtar Donetsk.

El nuevo entrenador del equipo es el ruso Valeri Gazzáev, ex técnico del CSKA Moscú, con el que se alzó con la Copa de la UEFA en 2005, un entrenador enamorado del fútbol italiano.

Gazzáev concede mucha importancia al orden defensivo y en contadas ocasiones permite a sus jugadores jugar abiertamente al ataque, receta que a buen seguro aplicará en el Nou Camp.

De cara al partido de Barcelona, Gazzáev alineará un equipo de contención con la única excepción del internacional ucraniano y capitán del equipo, Millevsky, la mayor amenaza del Dinamo, y el incombustible Shevchenko.

Eso sí, Shechenko, que cumplió el domingo 33 años y regresó recientemente al equipo tras militar durante diez temporadas en el Milán y Chelsea, jugará incrustado en el centro del campo.

La duda reside en la portería -Bogush o Shovkovsky- y en si jugará de inicio el internacional ucraniano Alíev, que acaba de recuperarse de una lesión, que le mantuvo en el dique seco durante varias semanas.

Alíev, uno de los jugadores más talentosos de la plantilla, dispuso de algunos minutos en la segunda parte en el último partido de liga disputado el sábado por el Dinamo ante el Zariá (2-0).

Barcelona: Alves, Puyol, Piqué, Abidal, Yaya, Keita, Xavi, Messi, Iniesta o Henry e Ibrahimovic.

Dinamo Kiev: Bogush o Shovkovsky; Yussuf, Almeida, Betao, Guioane; Yeriómenko o Gúsev, Vúkojevic, Yarmólenko o Alíev, Nínkovic; Shevchenko y Millevsky.

Árbitro: Bjorn Kuipers (HOL)

Campo: Camp Nou (98.000 espectadores)