Público
Público

El Barcelona gana el Mundial de Clubes, su sexto título del año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Barcelona se consagró campeón del Mundial de Clubes de la FIFA en Abu Dabi al vencer el sábado en la final 2-1 en tiempo extra al Estudiantes de La Plata de Argentina.

El delantero argentino Lionel Messi fue el autor del gol de la victoria para el equipo catalán, rematando con el pecho tras un centro a los 117 minutos de juego.

Messi, quien fue distinguido como el mejor jugador del torneo, anotó cuando restaban tres minutos para la definición por penalties, llegando al centro del área para golpear con el pecho un centro desde la derecha del lateral brasileño Daniel Alves.

Después de un primer tiempo en el que Estudiantes bloqueó a su rival y consiguió la ventaja por intermedio de Mauro Boselli a los 37 minutos, el Barça reaccionó en la segunda mitad y acorraló a su rival hasta igualar el marcador a través de Pedro a un minuto del final.

El primer tanto del partido llegó en el mejor momento del conjunto argentino, cuando Boselli aprovechó un despiste de la última línea del Barcelona para marcar con un potente cabezazo tras un pelotazo a las espaldas de los defensas.

Sin embargo, la presión ejercida por Estudiantes en los primeros 45 minutos disminuyó en la segunda parte, principalmente por el ímpetu y la actitud ofensiva que mostró su rival para llegar al empate.

De todos modos, Estudiantes de defendió bien y el Barça no tuvo puntería para anotar sino hasta el cierre del encuentro, cuando el defensa Gerard Piqué asistió de cabeza al delantero Pedro, quien definió por la misma vía por sobre el portero Damián Albil.

AÑO SIN IGUAL

Pese a tener el dominio en el segundo tiempo, el equipo catalán no mostró la claridad y la fluidez que suele guiar su juego, y presionó a su adversario a base de algunas pelotas largas y esfuerzos individuales, sobre todo del sueco Zlatan Ibrahimovic.

En tanto, aunque no fue decisivo en el marcador, el árbitro mexicano Armando Archundia no tuvo una buena tarea y generó repetidas protestas de jugadores de ambos equipos con algunos de sus fallos.

Con la victoria, el Barcelona pudo conquistar el único título que le faltaba a sus vitrinas, además de haber levantado el sexto trofeo en un exitoso año 2009.

"Podríamos haber fallado, pero hemos jugado de una manera formidable. Es una victoria que hemos merecido. (Ganar) seis títulos en un año es sin igual", dijo tras la final el entrenador del Barcelona, Josep Guardiola.

Por su parte, Estudiantes contó con el balón de plata del certamen gracias a su capitán Juan Sebastián Verón, quien terminó detrás de Messi y delante de Xavi en esa elección.

"Lo que mas duele es que estuvimos tan cerca porque faltaban dos minutos, pero perdimos con dignidad... Perdimos contra el mejor equipo del mundo", destacó el técnico de Estudiantes, Alejandro Sabella.

En tanto, el tercer puesto del Mundial de Clubes fue para el Pohang Steelers surcoreano, que derrotó por penalties al Atlante de México en el partido previo a la final.