Público
Público

El Barcelona, el Mallorca y Robinho protagonizaron el mercado de fichajes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Barcelona, equipo que más dinero gastó en comprar jugadores (unos 87 millones de euros), el Real Mallorca, club que más futbolistas ha fichado durante el verano -un total de quince-, y Robinho, con su traspaso por 40 millones de euros al Manchester City, fueron los protagonistas que animaron el mercado desde que concluyó la Liga con la victoria del Real Madrid.

Por segundo año consecutivo el conjunto azulgrana no consiguió levantar ningún título. Por eso, en las oficinas del equipo presidido por Joan Laporta, se han esforzado durante todo el verano para reforzar a un club necesitado de alegrías.

Fruto de las gestiones barcelonistas llegó el segundo fichaje más caro de todo el verano, el del brasileño del Sevilla Daniel Alves, que costó a la entidad blaugrana 29 millones de euros fijos más seis variables en función de los títulos.

El segundo fichaje más caro del Barcelona fue el de Martín Cáceres, que obligó a desembolsar 16 millones de euros al club catalán. Tampoco se quedaron atrás Alexander Hleb, Seydou Keita, Henrique y Gerard Piqué, que costaron, respectivamente, 16, 14, 8 y 5 millones de euros.

Otros clubes compradores, como el Real Madrid, apenas se ha reforzado para intentar levantar por tercer año consecutivo el título de Liga. El principal actor del verano ha sido Robinho, que tras declararse en rebeldía consiguió finalmente fichar por el Manchester City. Pese a recibir 40 millones de euros por la venta del brasileño, el conjunto blanco finalmente no fichó a ninguna estrella y es el equipo con menos caras nuevas del fútbol español. El regreso de los cedidos Rubén De la Red y Javi García, junto al holandés Rafael Van der Vaart, suman un total de tres fichajes por los cuatro del Sporting de Gijón, equipo que sigue a los blancos en esta particular clasificación.

Por su parte, el Mallorca, obligado por sus múltiples bajas -hasta un total de 13-, con ventas importantes como la de Dani Güiza o Ariel Ibagaza, fichó a quince jugadores para completar su plantilla. Josemi, Ayoze, Jurado, Mario Suárez, Óscar Díez, Alhassane Keita, Víctor, Delibasic, Crespi, Corrales, Martí, Callejón, Cléber Santana, Aduriz y David Navarro son la nómina de futbolistas con las que el Mallorca ha logrado el honor de ser el club que más hombres ha incorporado a su equipo.

Otro club que ha hecho grandes esfuerzos, obligado por su participación en la Liga de Campeones, ha sido el Atlético de Madrid. Los rojiblancos invirtieron el año pasado 87,5 millones de euros. Para esta temporada, el club ha fichado mucho y barato -menos de la mitad que el pasado curso-, con contrataciones de escaso relumbrón, aunque necesarias, como las de Ujfalusi, Heitinga, Paulo Assunsao, Coupet o Sinama Pongolle.

Los otros tres candidatos al título, Sevilla, Valencia y Villarreal, tampoco han hecho desembolsos llamativos. El primero ha continuado con su filosofía de comprar barato y vender caro. Las ventas de Poulsen, Keita y Alves han reportado 53 millones de euros a las arcas andaluzas. Mientras, Fernando Navarro, Acosta, Konko, Romaric, Duscher y Schillaci, han sido los fichajes sevillistas.

Por su parte, el Valencia ha dado la espalda a los tiempos en los que invertía más de 50 millones de euros. La crisis institucional del pasado curso ha dado paso a una política de austeridad. La principal novedad para este año será la del entrenador Unai Emery, mientras que sus vecinos de Villarreal destacan por los fichajes de Joseba Llorente y Ariel Ibagaza.

Otros equipos, con otras aspiraciones, han completado sus plantillas con diferentes suertes. El Málaga, con 14 fichajes, se ha quedado a uno del Mallorca. El Recreativo, con 13 contrataciones, es el tercero que más han fichado. No muy lejos se encuentra, con doce, el Valladolid; con once, Racing y Osasuna; con diez, el Almería; Getafe, Deportivo y Espanyol llegan a nueve; el Numancia, a ocho; el Athletic, y el Betis, suman seis; y se acercan a las cuatro del Sporting y a las tres del Real Madrid, clubes que menos han comprado.