Público
Público

Barcelona prohibirá el velo integral en edificios municipales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Barcelona prohibirá el uso del velo integral islámico en los edificios e instalaciones municipales, con lo que se convertirá en la primera gran ciudad española en tomar esta iniciativa, según anunció el lunes el alcalde de la ciudad, Jordi Hereu.

La prohibición, decidida tras la presentación de un informe de la Comisión Política de Inmigración, se hará mediante la firma de un decreto para la que aún no hay una fecha establecida, aunque fuentes municipales confirmaron a Reuters que será "pronto".

Posteriormente, cada instalación municipal deberá adaptar sus reglamentos para incorporar este cambio, que afecta también a cualquier elemento que impida la identificación personal, como cascos o pasamontañas, y se aplicará en instalaciones como mercados, bibliotecas, o centros de servicios sociales.

La aplicación directa, no obstante, se espera para después del verano, aunque tampoco hay una fecha estipulada.

Sin embargo, la prohibición no se aplicará al espacio público, tal y como solicitaba el Partido Popular, ya que el Ayuntamiento no tiene competencias para ello.

"Desde un ámbito municipal no se puede regular la prohibición del burka y del nikab a partir de ordenanzas municipales, esto precisa de leyes de ordenamiento jurídico general", dijo el alcalde barcelonés, Jordi Hereu, en una rueda de prensa.

Hereu manifestó también la conveniencia de una regulación general que tendría que emanar del propio Parlamento catalán.

"Debe procederse en todos los ámbitos públicos, desde las calles hasta los equipamientos, por razones de seguridad y sobre todo porque son contrarias a la dignidad y la libertad de las mujeres", dijo por su parte Alberto Fernández Díaz, del PP de Barcelona.

Las localidades catalanas de El Vendrell y Lleida ya tomaron esta misma decisión, una medida que previsiblemente alimentará el debate sobre esta cuestión y que se suma a una moción presentada por el Partido Popular para abordar en el Senado la prohibición del burka y el nikab en espacios públicos.

El uso de prendas que cubren el rostro ha generado un amplio debate en algunos países de Europa, siendo Bélgica y Francia naciones pioneras en legislar sobre el burka.

El Gobierno belga prohibió en abril el uso de esta prenda en lugares públicos, y Francia tiene previsto seguir sus pasos con el argumento de que es una indumentaria denigrante para la mujer, incluso aunque algunos expertos han advertido de que este tipo de prohibición podría violar la libertad religiosa.

En España hay 1,4 millones de musulmanes, según la Comisión Islámica.