Público
Público

Barcelona y Madrid tardan en arrancar y los modestos se rebelan con el Espanyol en cabeza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La segunda jornada de la Liga española trajo consigo la rebelión de los modestos, dispuestos a reclamar su importancia en forma de triunfos, caso del Espanyol, o de buen juego y atrevimiento, como el demostrado por el Numancia en el Santiago Bernabéu ante el Real Madrid.

El Espanyol es el nuevo líder de la Primera División. Contra pronóstico, los espanyolistas, que afrontaron la temporada con las fugas de Albert Riera y el argentino Mariano Zabaleta a la Premier, suman dos de dos y seis puntos que lo encaraman en lo más alto de la clasificación. Es el único equipo que ha ganado los dos partidos.

Dos goles de Luis García, uno en la primera jornada ante el Valladolid, y otro en la segunda ante el Recreativo, han sido rentabilizados al máximo por los "periquitos", que miran a su rival de ciudad desde lo alto, con cinco puntos de ventaja.

En segunda posición está el Valencia, que de nuevo tuvo en David Villa a su mejor hombre, y empató ante el Almería (2-2), otro de los modestos que ha comenzado bien el curso. Los almerienses son terceros con cuatro puntos después de vencer la primera jornada y empatar la segunda.

Cuatro unidades suman también Sevilla, Getafe y Villarreal. Los sevillanos vivieron un partido extraño ante el Sporting, el colista de la tabla y único conjunto que aún no ha estrenado su casillero de puntos.

Los sportinguistas marcaron tres goles, pero se fueron de vacío del Sánchez Pizjúan, donde dejaron al descubierto graves carencias defensivas. El Getafe no pudo con el Betis (0-0) en un duelo en el que Albin falló un penalti para los locales y el Villarreal ganó, aunque con sufrimiento, al Deportivo en El Madrigal.

El fin de semana ha relegado a los grandes a un segundo plano, a la estela de los teóricamente inferiores. Así le ha sucedido al Barcelona, que suma un solo punto en dos jornadas.

A la sorprendente derrota de la primera fecha en los Pajaritos de Soria, los azulgrana han añadido un nuevo tropiezo, esta vez ante el Racing en el Camp Nou.

Los cántabros arañaron un punto y restaron dos a los de Pep Guardiola, que alineó un once con sorpresas al dejar en la banca a Andrés Iniesta y el argentino Lionel Messi y al francés Thierry Henry en la grada.

Jugó bien, no obstante, el Barcelona, pero no supo traducir en gol las numerosas ocasiones de las que dispuso y ha arrancado el campeonato como no se podía imaginar en el mes de agosto, con un solo punto que le relega a la decimoquinta plaza.

Tampoco ha empezado con buen pie el Real Madrid, aunque ha maquillado su mediocre juego con el triunfo ante el Numancia (4-3) en un partido vibrante y en que los numantinos estuvieron cerca de empatar en los últimos minutos.

El equipo de Sergio Kresic causó una gran sensación en la capital de España, donde exhibió unos arrestos sorprendentes y se adelantó por dos veces en el marcador (0-1 y 1-2), aunque finalmente la calidad individual de los madridistas les permitió sumar los tres primeros puntos de la temporada.

Nada fructífera fue la jornada para el Atlético de Madrid, que sufrió en sus carnes el virus "FIFA", el que le dejó a dos de sus principales valores (el uruguayo Diego Forlán y el argentino Sergio Agüero) fuera del once titular.

Lo acusó el Atlético en Valladolid, que sumó tres puntos importantes con mérito, pues jugó setenta minutos con diez jugadores. En el partido sobresalió la figura del argentino Damián Escudero, que milita en el Valladolid cedido por el Villarreal, y que enseñó grandes dotes futbolísticas.