Publicado: 26.02.2013 15:55 |Actualizado: 26.02.2013 15:55

Bárcenas demanda al PP y desmonta la tesis "en diferido" de Cospedal

El extesorero actúa contra el partido "por despido improcedente". Informa de que estuvo contratado desde 1982 hasta enero de 2013, con salario bruto mensual de 21.300 euros, y destruye el argumento de la indemnización "en di

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Luis Bárcenas presentó ayer una demanda contra el PP por "despido improcedente", según ha informado El País. Lo hace echando por tierra las tesis esgrimidas por la secretaria general del PP en la sede nacional del partido y también en el día de ayer. Según María Dolores de Cospedal, el PP habría despedido a su ex tesorero en abril de 2010 y le habría pagado una indemnización "en diferido" de 400.000 euros, esto es, simulando un salario durante dos años, hasta diciembre de 2012. Según la número dos del PP, este simulacro incluía el pago de las cuotas de la Seguridad Social, aunque la legislación laboral hace imposible esta figura dibujada por Cospedal si no es incumpliendo la ley.

RAJOY: "No están acusados por nadie. La propia Fiscalía le ha dicho al juez Garzón que no mande el asunto al Tribunal Supremo porque cree que no hay indicios suficientes contra estas dos personas a las que nos estamos refiriendo [Bárcenas y Galeote] Ellos afirman su inocencia y yo estoy convencido de que nadie prodrá... [guiñando un ojo] podrá probar que no son inocentes. Esto es cuanto tengo que decir sobre ese asunto".

El ex tesorero del PP ha desmontando toda la tesis de la secretaria general, según el contenido de su demada hecha pública. Primero, asegura que él estuvo contratado por el PP desde el 2 de marzo de 1982 hasta el 31 de enero de 2013, cuando el partido le despidió sin avisarle. Además, desde marzo de 2010, Bárcenas fue "asesor" del PP con un sueldo de 21.300,08 euros mensuales brutos.

En su denuncia, el extesorero sostiene que ha trabajado ininterrumpidamente como asesor hasta el 31 de enero de 2013, cuando le dieron de baja en la Seguridad Social sin comunicarle la extinción del contrato. Bárcenas denuncia como improcedente la baja"causada por la empresa", realizada sin su consentimiento, ni autorización, "toda vez que todavía hasta la fecha el que suscribe no ha tenido conocimiento de que la empresa haya prescindido" de sus servicios, "ni haya extinguido" su relación laboral con él. Según la agencia Colpisa, después de entregar demandar al PP, el extesorero ha solicitado su prestación por desempleo al Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe). Esta tarde, además, ha acudido a entregar su pasaporte al juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, tal y como éste le había ordenado tras apreciar riesgo de fuga.

COSPEDAL: "Una indemnización indef... en diferido, en forma efectivamente de simulación... simulación o lo que hubiera sido en diferido en partes de una... de lo que antes era una retribución, tenía que tener la retención a la Seguridad Social".

La noticia ha hecho impacto de lleno en el Pleno del Congreso de este martess, justo a tiempo para dificultar aun más el logro de un pacto contra la corrupción que el grupo parlamentario del Gobierno ha propuesto al PSOE, sobre todo, pero también al resto de las formaciones parlamentarias. Si los socialistas eran reticentes a apoyar esta iniciativa por ver una estrategia interesada del PP por el escándalo de su ex tesorero, ahora todo apunta a que tampoco esta vez se llegará a un acuerdo.

En los pasillo del Congreso, en donde se celebra el Pleno, el vicesecretario general de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, ha valorado la demanda de Bárcenas en positivo: "Ahora ya estamos en donde tenemos que estar: el señor Bárcenas a un lado y el PP al otro en los tribunales de justicia". González Pons ha zanjado el asunto de la credibilidad del ex tesorero asegurando que "Bárcenas llegó a los acuerdos que llegó con el PP" y son los que explicó ayer la secretaria general. "¡Ya está bien! Los honrados somos miles y miles de militantes del PP", ha argumentado, rechazando que se crea al ex tesorero. Por su parte, el portavoz del grupo parlamentario popular, Alfonso Alonso, ha evitado entrar a valorar la última actuació de Bárcenas. Simplemente ha querido dejar claro que le parece que "es todo un disparate". El diputado conservador Vicente Martínez-Pujalte ha pedido que "hoy", precisamente, no sea el ex tesorero de su partido la noticia, ya que se trata de alcanzar un pacto anticorrupción de todo el arco parlamentario. Pujalte ha insistido, asimismo, en la "honradez de la inmensa mayoría" de los políticos.

En la sede nacional de la calle Génova, por otra parte, se mantiene el silencio más allá de la tesis oficial reiteradas por González Pons en la Cámara Baja. Sólo algunas voces no oficiales del entorno de la presidenta de Castilla-La Mancha hablan de una intención "bien visible" de Bárcenas de acabar con la credibilidad de quien se atrevió a enfrentarse a él y alejarlo de las muchas responsabilidades que ostentaba. Los mismos que admiten que, en cualquier caso, la estrategia para poner fin a la trayectoria del extesorero en el PP la diseñó Cospedal en exclusiva. 

Bárcenas tenía 20 días hábiles desde el día siguiente al que se consideró despedido por el PP para presentar la demanda, es decir, el 1 de febrero. El plazo concluía el próximo 28 de febrero. Una vez planteada, el servicio de conciliaciones laborales de la Comunidad de Madrid deberá citar al extesorero y a un representante del PP para intentar que se avengan a un acuerdo, en el plazo de unos quince días.

Si no hay conciliación, Bárcenas deberá formalizar la demanda por despido improcedente ante el Juzgado de lo Social, para lo cual le quedarán los tres días del plazo de 20 que tenía para pleitear, y que se interrumpen al pedir papeleta de conciliación.