Publicado: 08.05.2014 10:28 |Actualizado: 08.05.2014 10:28

Barclays despide a 19.000 trabajadores en todo el mundo e inicia su salida de España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El banco británico Barclays recortará 19.000 puestos de trabajo en los próximos tres años y establecerá un banco malo para albergar gran parte de su negocio de banca de inversión y operaciones minoristas europeas, entre ellas las de España, lo que supone el inicio de su salida del país.

Barclays está presente desde hace 40 años en España, hasta ahora su principal mercado después del británico. El total de la plantilla de Barclays en España asciende a unos 2.800 empleados, de los que 2.200 corresponden a la actividad minorista. El banco azul cuenta actualmente con 271 oficinas y actividades en el país en las áreas de banca minorista, corporativa, banca de inversión, tarjetas, banca privada y gestión de patrimonios. En su momento, Barclays llegó a tener 500 sucursales en España tras comprar Banco Zaragozano en 2004.

La entidad no ha especificado cómo llevará a cabo su abandono de España. Lo más probable es que busque un comprador para sus oficinas y clientes. Barclays ya realizó el año pasado una reestructuración que redujo su número de sucursales españolas en más de cien y su plantilla en más de mil personas.

Aparte de su negocio en España, la decisión de la entidad británica afecta también a su red comercial en otros países como Italia, Francia y Portugal. Esta reorganización forma parte del plan de estratégico presentado este jueves en Londres, que pasa por la reestructuración de la entidad en torno a cuatro grandes áreas de negocio. La reorganización dará una mayor importancia a las operaciones minoristas de Barclays en Gran Bretaña, su división de tarjetas de crédito Barclaycard y su negocio africano.

Como consecuencia de esta nueva estructura, la entidad creará Barclays Non-Core, un banco malo en el que agrupará activos no estratégicos por importe aproximado de unos 115.000 millones de libras (unos 140.000 millones de euros) con vistas a su gradual venta o liquidación.

El consejero delegado de Barclays, Antony Jenkins, quiere reducir la plantilla global en los próximos seis años desde las 140.000 personas que trabajan en la actualidad en el banco hasta alrededor de 100.000. El grueso del ajuste de plantilla se realizará este año, en el que se prevé la salida de 14.000 empleados a nivel global. En el caso del negocio de banca de inversión, la entidad británica contempla una reducción bruta de su plantilla de unos 7.000 empleados hasta 2016, tanto en actividades core como no estratégicas. Como resultado de estas acciones, Barclays espera asumir costes adicionales de 800 millones de libras esterlinas (975 millones de euros) que se sumarán a los 2.700 millones de libras (3.286 millones de euros)

Barclays logró un beneficio neto atribuido por importe de 965 millones de libras esterlinas (1.177 millones de euros) al cierre del primer trimestre del año, lo que supone una mejora del 15% respecto al mismo periodo de 2013. Sin embargo, los ingresos netos por operaciones de Barclays en los tres primeros meses del año sumaron un total de 6.221 millones de libras (7.585 millones de euros), un 8,2% por debajo del dato del mismo periodo de 2013. En concreto, en banca de inversión cayeron un 28%, debido principalmente al descenso del 41% en la comercialización de bonos.