Público
Público

Bardem, al igual que su tío Juan Antonio, hace historia en los Óscar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Javier Bardem pasó a la historia del cine español por ser el primer actor español en conseguir un Óscar, algo que desde luego lleva en la sangre ya que su tío Juan Antonio fue el primero en lograr ser candidato en 1959 por "La Venganza", en su caso, a Mejor Película en habla no inglesa.

Sin embargo, no todo fueron alegrías para los españoles ya que el donostiarra Alberto Iglesias, de 52 años, con la partitura de "The Kite runner", no logró llevarse la preciada estatuilla en la 80 edición de estos premios en la categoría de mejor banda sonora original.

Hace dos años tampoco pudo alzarse con el galardón, a pesar de su trabajo en "The Constant Gardener", que le arrebató Gustavo Santaolalla con "Brokeback Mountain".

Además del premio de Bardem, "No Country For Old Men" cosechó el Óscar a la Mejor Película y los de Mejor Guión Adaptado y Mejor Director, ambos para Joel y Ethan Coen.

El actor de origen canario, de 38 años, ya había sido candidato a los premios en 2001 por la cinta "Before Night Falls", de Julian Schnabel, pero hoy cumplió todos los pronósticos al llevarse el gato al agua por una cinta con la que ha cosechado hasta el momento más de una quincena de galardones.

Entre ellos están el Globo de Oro, el Bafta británico y el premio del Sindicato de Actores de EEUU.

Jennifer Hudson, la ganadora del Óscar a la Mejor Actriz Secundaria el año pasado, fue la encargada de entregar el premio a Bardem, quien recordó al recibirlo que en "No Country for Old Men" fue obligado a llevar "uno de los peores cortes de pelo" de su vida.

"Es un gran honor", dijo el actor en inglés.

"Gracias a los Coen por estar lo suficientemente locos como para pensar que podría hacerlo", agregó Bardem, que quiso compartir el triunfo con sus compañeros de reparto Tommy Lee Jones, Josh Brolin y Kelly MacDonald.

Posteriormente, y ya en español, extendió la dedicatoria a su madre, la actriz Pilar Bardem, a sus tíos y abuelos, también actores y cómicos, por haber engrandecido esta profesión, y a España.

El maestro de ceremonias, el humorista Jon Stewart, tras el discurso del español en su lengua original, se dirigió al público y tradujo las palabras de Bardem, "porque yo aprendí español en el colegio".

"Le ha dicho a su madre dónde estaba la biblioteca", aseguró Stewart, entre las risas del respetable.

Bardem, con rostro cansado, inició la ceremonia sentado en primera fila flanqueado a la izquierda por su madre, ataviada con un conjunto de "las rebajas", según ella misma bromeó antes de la gala, y por el actor Jack Nicholson a su derecha.

Iglesias, por su parte, vio como le arrebataba el premio el italiano Dario Marianelli.

El compositor, sin embargo, tiene a sus espaldas una larga carrera nacional e internacional, con siete premios Goya, todos por sus colaboraciones con Pedro Almodóvar y Julio Medem, a quienes ha puesto música en películas como "Volver", "Hable con ella" o "Todo sobre mi madre", en el caso del manchego, o "Lucía y el sexo", "Los amantes del Círculo Polar", "Tierra" y "La ardilla roja", en el caso del vasco.

Embarcado en nuevos proyectos como la próxima obra de Almodóvar, "Los abrazos rotos", o la biografía del Ché que ultima Steven Soderbergh, Iglesias, por lo menos, se queda con la satisfacción de saber que Hollywood lo cuenta como uno de los mejores.