Público
Público

Barenboim ensalza el flamenco por su proyección universal con las raíces del pueblo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El director argentino-israelí Daniel Barenboim, que participa estos días en el Festival Internacional de Música y Danza de Granada, ha ensalzado el flamenco por haber demostrado, con su reconocimiento mundial, que "no es humano ni moral hacer categorías por pueblos o grupos" minoritarios.

Barenboim, que dirigirá hoy a la Staatskapelle Berlín tras ofrecer anoche un concierto de piano en el marco del Festival, ha suscrito hoy su respaldo a la candidatura del flamenco para Patrimonio Inmaterial de la Unesco en un expositor ubicado en el Palacio de Carlos V.

El músico ha subrayado en rueda de prensa el hecho de que manifestaciones culturales de influencia árabe o gitana sean aceptadas como algo de "interés universal", y se ha referido en particular al flamenco como "expresión del dolor de un pueblo" que fue considerado minoritario.

Por otro lado, Barenboim se ha referido al conflicto israelí-palestino que, en su opinión, está "peor que nunca" por la falta de diálogo, y ha considerado que la situación ha llegado a un punto que no entiende "ni moral ni estratégicamente".

Para el músico, la "mejor noticia" sería el día en que su Orquesta West-Eastern Divan -que integra a jóvenes músicos árabes e israelíes- "no fuera más necesaria" y el proyecto hubiera sido simplemente "un producto cultural y humano de todos los países de la región".

"Sin guerras, terrorismo, atentados y territorios ocupados no habría necesidad de un proyecto como el Divan", que surgió precisamente por la difícil situación del conflicto.

El concierto que ofrecerá esta noche en el Palacio Carlos V de Granada la Staatskapelle de Berlín bajo la dirección de Barenboim estará dedicado a la música sinfónica de Anton Bruckner, con la interpretación de la sinfónica número 6 en La mayor.

Fue escrita entre 1879 y 1881 pero sólo estrenada póstumamente, en 1899 y con dirección de Gustav Mahler.

Junto esta pieza, conocida a veces como La Pastoral de Bruckner pero que su propio autor llamaba "la más descarada", Barenboim interpretará el concierto para piano número 4 de Beethoven, uno de los conciertos más reclamados por el gran público.

Al concierto de esta noche le seguirá mañana el tercero y último que ofrecerá este año en el marco del Festival Internacional de Música y Danza de Granada, en el que volverá a dirigir a la Staatskapelle Berlín, que interpretará la sinfonía número 5 en Si bemol mayor de Anton Bruckner.