Público
Público

Barreda cree que sería suicida discutir el liderazgo de Zapatero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, considera que sería suicida discutir el liderazgo de Zapatero, tanto en el partido como en el Gobierno, y recuerda que él es el presidente del Gobierno y que "los aspirantes son otros".

En una entrevista con Efe, Barreda, que suscitó algunas críticas incluso dentro de su partido cuando recomendó a Zapatero que hiciera cambios en el Gobierno tras el semestre de Presidencia europea, insiste en que "Zapatero no aspira a la presidencia. Es el presidente".

La crisis económica es, en su opinión, la responsable de que el PP aventaje al PSOE en intención de voto, pero, pese a ello, resalta la baja valoración que los ciudadanos dan al líder de la oposición, Mariano Rajoy, probablemente por su "lastre", afirma Barreda.

Frente a ello, el presidente castellanomanchego afirma que, aunque la economía "pasa factura" al partido en el Gobierno, lo que no es discutible es el liderazgo de Zapatero.

Ve "imprudente" e "innecesario" hablar de elecciones anticipadas en el caso de que el Gobierno no logre sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado para 2011, una hipótesis que espera no se haga realidad, ya que finalmente pueden aprobarse como ha ocurrido con las reformas contra la crisis.

Barreda está preocupado por la percepción que tienen los ciudadanos de la política y aboga por la reflexión, porque la respuesta no puede ser "denigrar a todos los políticos sin excepción, ni demonizar a los sindicatos y la CEOE, y decir que están obsoletos".

Ante las próximas elecciones autonómicas, José María Barreda, establece una clara diferencia entre él y María Dolores de Cospedal: él dice estar disponible siempre y sólo para su comunidad, mientras que la dirigente del PP dedica "sólo dos días a la semana" a la región.

Barreda, que ve colmada su carrera política con su actual cargo para el que en mayo de 2011 se presentará por última vez, establece otra diferencia con Cospedal y es que acusa al PP de querer presentar "una fotografía negra" de Castilla-La Mancha.

"Una trayectoria de años vinculada a Castilla-La Mancha en todo momento y que se culmina con la Presidencia de tu región, es una trayectoria que colma suficientemente todo el deseo de compromiso político y de participación pública. No imagino una experiencia más apasionante y gratificante que ser el presidente de tu tierra", subraya.

Por ello, "no dejaría" la comunidad ni aunque le llamara para ocupar una cartera el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Insiste en que no tiene "ninguna ambición distinta ni ninguna preocupación diferente" y dedica a la región "siete días a la semana y cada hora de esos días", al contrario de Cospedal -a quien se refiere siempre como "mi adversaria"- que tiene que compatibilizar el trabajo en Castilla-La Mancha con la Secretaría General del PP y sus ocupaciones como "ir al Senado" o "apagar fuegos a otras comunidades".

No le preocupa a Barreda que algunas encuestas marquen en rojo a su partido para las elecciones de mayo. "Mientras aparezca en rojo y no en azul, toda va bien", ironiza.

Según Barreda, a muchos conservadores de su región que votan al PP en las elecciones generales o en las europeas no les gusta la actitud de "estar contra todo" y "decir sistemáticamente que no a todo".

Un "no" al Estatuto, al agua, a defender los intereses de Castilla-La Macha en el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos radiactivos, a colaborar, añade.

El presidente castellanomanchego pone como ejemplo de la evolución de su comunidad que de su universidad han salido ya 60.000 estudiantes, que en la región se hace investigación "puntera" en el sector aeronáutico, en el químico o en la biomedicina.

Esa realidad, subraya, "no es ese claroscuro, esa fotografía negra que pretenden presentar algunos dirigentes del PP".