Público
Público

¿Su barrio es saludable para el corazón?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Lynne Peeples

Los barrios pobres einseguros podrían ser malos para el corazón.

En un estudio sobre adultos de mediana edad, un equipo deHarvard halló que las mujeres eran más propensas a desarrollarcalcificación en las arterias cuando vivían en barrios pobresque cuando lo hacían en localidades de mayores recursos ycohesión.

La calcificación arterial es una señal temprana de laaparición de la aterosclerosis, una enfermedad que causaendurecimiento y estrechamiento de las arterias y aumenta elriesgo a sufrir un infarto.

"Más allá de factores personales, como el ingreso, el nivelsocioeconómico y la cohesión del barrio elevarían el riesgoindividual de desarrollar enfermedad cardíaca subyacente en lamediana edad", dijo el autor principal, doctor Daniel Kim, dela Escuela de Salud Pública de Harvard, en Boston.

En los últimos años creció el interés en el efecto de losdeterminantes sociales en la salud, en parte como respuesta ala epidemia de obesidad y la necesidad de introducir políticasque puedan modificar las conductas.

Dos informes recientes, incluido uno de la OrganizaciónMundial de la Salud, destacaron la "importancia del contexto ylas condiciones del nacimiento, el crecimiento, la vida y eltrabajo", indicó Kim.

"Elegimos concentrarnos en los sitios donde las personasviven y pasan gran parte de sus vidas: el barrio", explicó.

El nivel económico de un barrio estaría asociado con laoferta de alimentos nutritivos y las zonas de recreación parahacer actividad física. Y el entorno social impactaría en lasconductas, señaló el equipo.

Para investigarlo, los autores analizaron datos de 3.000hombres y mujeres de entre 32 y 50 años en cuatro zonas urbanasde Estados Unidos. Luego cruzaron las direcciones particularesde los participantes con los datos censales del 1995 al 2000,mientras que la calcificación arterial se midió en el 2005.

El 11 por ciento de las mujeres y el 29 por ciento de loshombres tenían calcificación silente (sin síntomas) en lasarterias cardíacas, precisó el equipo en American Journal ofEpidemiology.

Tras considerar factores personales, como la edad, la etniay el ingreso, las mujeres que vivían en el 25 por ciento máspobre de los barrios -según los datos del Censo sobre ingresos,educación y trabajo- tenían 2,5 veces más riesgo de tenercalcificación arterial que las que vivían en el 25 por cientocon más recursos.

Comparaciones similares a partir de la cohesión barrial, esdecir, el nivel de confianza y convivencia entre los vecinos,colocaron a las residentes de los barrios más pobres con eldoble de posibilidad de desarrollar calcificacionesarteriales.

El tabaquismo y el sedentarismo casi no influyeron en estosresultados.

Los hombres sufrieron menos el impacto de la calidad devida barrial; sólo un bajo nivel de cohesión afectó a losresidentes de los barrios más pobres.

¿Por qué las mujeres serían más vulnerables? Kim opinó quetendría que ver con la mayor cantidad de tiempo que pasan en elbarrio. En general, son más propensas que los hombres a tenerun trabajo de medio tiempo y cumplen más roles domésticos, comola crianza de los hijos.

FUENTE: American Journal of Epidemiology, online 7 dejulio del 2010.