Público
Público

Barroso propone adelantar fondos europeos a Grecia

El presidente de la Comisión dice comprender el sufrimiento de la población, pero asegura que no hay más remedio.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, propuso este martes facilitar a Grecia el acceso a fondos comunitarios ya existentes para incentivar el crecimiento económico del país y luchar contra el desempleo. 

Barroso tiene previsto presentar la idea a los líderes de los Veintisiete en la reunión que celebrarán el jueves y el viernes en Bruselas.

'Grecia tiene potencial para acceder a una cantidad significativa de fondos europeos dentro de la política de cohesión', explicó en una rueda de prensa el presidente del Ejecutivo comunitario.

Barroso cree que Europa debe 'encontrar fórmulas para acelerar' la entrega de ese dinero y permitir que 'Grecia obtenga el beneficio ahora'.

La propuesta de la CE busca complementar con incentivos los exigentes ajustes a los que el rescate económico de la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) obliga al país.

'Es muy importantes que vinculemos los esfuerzos de consolidación (...) a un apoyo activo para que Grecia genere crecimiento', explicó Barroso.

Dado que algunas de estas iniciativas necesitaría la revisión de ciertos reglamentos comunitarios, la Comisión buscará el apoyo de los Estados miembros para poder avanzar en la cumbre comunitaria de esta semana.

Así, Barroso va a pedir al Consejo Europeo del jueves y el viernes discutir qué puede hacer la UE para ayudar a Grecia, 'más allá de sus esfuerzos de consolidación fiscal, para aumentar su competitividad y atacar el problema del paro'.

Junto a las ayudas europeas, Bruselas quiere también ofrecer a Atenas asesoramiento técnico y programas concretos que permitan reactivar la economía.

Grecia ha dejado pasar importantes cantidades de dinero europeo al no tener la capacidad de cofinanciación requerida en muchos proyectos.

El presidente de la CE se ha esforzado en su comparecencia por mostrar comprensión con las quejas de los ciudadanos griegos, que han salido a las calles para protestar contra los ajustes y la situación del país.

'Entiendo el sufrimiento de una población sometida a unos recortes profundos, pero no hay opción'

Barroso dijo 'entender' el sufrimiento de una población sometida a 'recortes profundos' que afectan directamente a sus ingresos y ha recalcado la necesidad de dar a los griegos 'esperanzas' tras esos esfuerzos.

Ha insistido, de todos modos, en que esas políticas de austeridad son imprescindibles, pues 'no hay' otro camino.

Al mismo tiempo, Barroso volvió a hacer un llamamiento a los partidos políticos griegos para que muestren una actitud constructiva y aprueben el nuevo programa de ajustes negociado por el gobierno socialista con sus socios internacionales.

'Grecia vive un momento extremadamente crítico, extremadamente excepcional y requiere de todos. Los partidos de la oposición tienen también una responsabilidad'.

Barroso insistió además en que 'no hay alternativa ni plan B' en caso de que el Parlamento griego rechace el plan de ajustes y privatizaciones.

'Grecia debe decir claramente si quiere o no el programa de apoyo que han negociado con el FMI y la UE y por eso debe haber una decisión clara del Parlamento griego', dijo.

También ha considerado 'crucial' que el nuevo gobierno formado por Yorgos Papandréu —de quien ha alabado su 'coraje'— reciba la confianza parlamentaria.

Aparte de Grecia, José Manuel Durao Barroso, se refirió también a los bancos: en su opinión están teniendo 'beneficios excesivos' pese a la mala situación económica. Por eso, anunció que en otoño propondrá la creación de una tasa en toda la UE para frenar la especulación en el sector financiero y para que éste contribuya a sufragar parte de los costes de la crisis.

'Los bonus altísimos que todavía se están pagando a los banqueros sugieren que hay beneficios excesivos en el sector bancario', dijo. 'La Comisión presentará una propuesta legislativa formal tras el verano para crear una tasa financiera en la UE'.

La iniciativa, explicó, persigue tres objetivos. En primer lugar, 'desincentivar las transacciones excesivamente arriesgadas o puramente especulativas'. También pretende 'garantizar que las instituciones financieras hagan una contribución sustancial y justa a los costes de la reciente crisis y responder a las preocupaciones sobre beneficios excesivos'. En este sentido, Barroso ha recordado que las transacciones financieras están exentas de IVA y que otros sectores como el industrial 'pagan mucho más para el bien común'.

Finalmente, Bruselas quiere 'evitar la fragmentación en el mercado interior de servicios financieros'. En la actualidad, un total de 10 Estados miembros ya han introducido tasas a los bancos, pero lo han hecho de forma 'descoordinada',dijo el presidente de la Comisión.

El Ejecutivo comunitario ha decidido proponer una tasa a los bancos en la UE después de que hayan fracasado las negociaciones en el G-20 para crear una tasa sobre las transacciones financieras internacionales por el 'rechazo muy fuerte de algunos socios', indicó Barroso en referencia a Estados Unidos.