Público
Público

Barrot será el sustituto de Frattini como comisario de Justicia e Interior

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) y actual comisario de Transportes, Jacques Barrot, sustituirá a Franco Frattini, próximo ministro de Exteriores italiano, al frente de la cartera de Justicia, Seguridad y Libertades del Ejecutivo comunitario.

Así, el nuevo comisario italiano -que debe proponer el Gobierno- será el encargado de Transportes, en reemplazo de Barrot.

El comisario francés, que ya desempeña de manera interina las funciones de Frattini desde que éste solicitó una excedencia para participar en la campaña de las elecciones italianas, se hará cargo definitivamente de los asuntos de Justicia e Interior, según ha decidido el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso.

En un comunicado, la CE señala que esta decisión, que se hará efectiva cuando Frattini anuncie oficialmente su renuncia, tiene por objetivo "asegurar la coherencia y la efectividad del sensible trabajo en la cartera de Justicia, Libertad y Seguridad".

Actualmente, el comisario italiano, también vicepresidente de la CE, disfruta de un segundo periodo de excedencia no remunerada hasta el próximo 28 de abril.

Ésta fue concedida por "razones de transparencia" tras las elecciones, a la espera de que se aclarase la situación de Frattini.

Algunos medios interpretan la nueva excedencia como un favor de Barroso a su compañero en el Partido Popular Europeo Silvio Berlusconi, para que sea su Gobierno y no el saliente el que nombre al sustituto de Frattini.

El comisario italiano logró un escaño como diputado en las últimas elecciones del que debe tomar posesión a finales de este mes, antes de que se forme el nuevo Ejecutivo.

Si recoge el acta de parlamentario, Frattini perderá automáticamente su puesto de comisario y, en principio, correspondería al Gobierno en funciones de Romano Prodi enviar un sustituto a Bruselas.

Por el momento, el asunto ha suscitado polémica en el Parlamento Europeo, donde el grupo socialista ha pedido un candidato de consenso entre las fuerzas políticas italianas mientras que el grupo conservador defiende la opción del eurodiputado Antonio Tajani, señalado en su país como el favorito de Berlusconi para el puesto.