Público
Público

Basagoiti avisa al PSOE de que no toque las narices al PP con la lista más votada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del PP del País Vasco, Antonio Basagoiti, ha advertido hoy a los socialistas de que "no toquen las narices" al PP vasco pactando con el PNV el respeto a la lista más votada para la formación de ayuntamientos y diputaciones tras las elecciones del próximo año.

En una entrevista en Radio Euskadi recogida por Efe, Basagoiti ha dicho que no le preocupa la negociación entre el Gobierno central y el PNV mientras no afecte al "cambio" en Euskadi que representa el Ejecutivo vasco presidido por Patxi López y apoyado por el PP.

Para el presidente de los "populares" vascos, el PNV "tiene más interés en liarla" que en buscar un acuerdo con el PSOE como demuestra, a su juicio, que alguna de las propuestas de resolución que ha presentado en el debate sobre el estado de la nación "no las puede asumir casi ni Zapatero, aunque sea una persona tan débil".

"Su objetivo principal es dejar en mal lugar al Gobierno vasco y, si puede, enfrentar al PSE con el PP. El PNV -ha añadido- no piensa en los vascos, sino en el lehendakari López y en cómo volver al poder".

Basagoiti ha asegurado estar "muy tranquilo", porque si los socialistas "hacen cosas raras nosotros seremos la única alternativa" en Euskadi.

"Que hagan lo que quieran Zapatero y el PNV, nosotros sólo queremos que el cambio avance y que no toquen las narices al PP en las elecciones municipales y forales", ha aseverado, antes de apuntar que el PNV ya le planteó al PP el respeto a las listas más votadas.

No obstante, ha recalcado, no hay "un pacto de hierro prefirmado" con el PSE-EE para la constitución de gobiernos locales y forales, e incluso ha dicho que no descarta "absolutamente nada" en San Sebastián, como un pacto del PP con el PNV frente al PSE, porque el alcalde, el socialista Odón Elorza, "no representa en absoluto el cambio" en Euskadi.

Por otra parte, ha criticado al PNV por desmarcarse del caso del presunto espionaje de algunos ertzainas a personalidades públicas de Álava cuando era el partido que dirigía la consejería de Interior y quien tenía esos informes era un alto dirigente del PNV alavés.