Público
Público

Basagoiti insiste en que no va renunciar al blindaje del concierto vasco

Acusa a Zapatero de "rehabilitar" políticamente al PNV

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder del PP vasco, Antonio Basagoiti, ha vuelto esta mañana a poner sobre la mesa su disposición a llegar hasta el final en su defensa del blindaje del Concierto Económico vasco.

'Defender la libertad y la democracia en Euskadi también es defender la Constitución y el Estatuto. Y el Partido Popular del País Vasco no va a renunciar a prestigiar el marco de estabilidad y convivencia por el que tanto hemos luchado', insistió.

Y lo hizo en Madrid, en el seno del Executive Fórum España, a escasa distancia del Congreso de los Diputados, donde la dirección nacional de su partido votó en contra de la iniciativa el pasado 13 de octubre.

En esta cuestión, Mariano Rajoy se ha encontrado con la férrea oposición de los presidentes regionales de su partido en Castilla y León, La Rioja y Cantabria que rechazan el blindaje argumentando motivos económicos. Precisamente, a esta cuestión se refirió el líder de los conservadores de Euskadi cuando señaló que 'las desconfianzas de nuestros vecinos hacia la foralidad vasca no las provoca el Concierto, sino que son consecuencia de la mala aplicación que los gobiernos nacionalistas han hecho de esta competencia, utilizándolo como un ariete en su estrategia de enfrentamiento con las comunidades vecinas.

Respecto al acuerdo alcanzado por el Gobierno con el PNV para los Presupuestos Generales del Estado, consideró que José Luis Rodríguez Zapatero 'está rehabilitando' a un partido que 'no ha hecho ninguna autocrítica en su posición rupturista, sectaria y condescendiente con Batasuna'.

El dirigente vasco no quiso entrar a valorar la delicada situación que atraviesa su partido, sobre todo a cuenta del enfrentamiento entre Comunidad y Ayuntamiento de Madrid. No obstante, reconoció que las palabras que el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, dedicó a la presidenta madrileña: 'No estuvieron bien'.

Además, animó a sus compañeros de partido a 'caminar en la misma dirección' y a no distraerse en otro tipo de asuntos.