Público
Público

Bautista apuesta por la educación y el civismo para evitar la piratería

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), Eduardo Bautista, que acude al MIDEM que empieza mañana en Cannes, indicó a Efe que para luchar contra la piratería hay que apostar por la calidad y fomentar una cultura de civismo y respeto al trabajo de los artistas.

En vísperas del Mercado Internacional del Disco y de la Edición Musical (MIDEM), Bautista dijo que lo que de verdad "afecta al mercado es la piratería y las descargas ilegales".

"Yo creo que es muy difícil que aumente más -señaló el músico-, porque son como 500 millones de 'tracks' (canciones) en España; esto no va a crecer más, son 50 millones de discos menos".

"En este país se vendían 80 millones de discos (en el año 2000), en este momento se venden 25", afirmó Bautista (Canarias, 1943), que se lamentó de que "España podía haber llegado al objetivo que en el año 2000 se vislumbraba y era la media europea: un ciudadano compraba al año cuatro discos".

Pero, en aquel momento "el único que estaba con dos discos por habitante y año era España", y fue "cuando empezó a consolidarse (el mercado musical) cuando apareció la piratería física", dijo.

A su vez el problema, añadió Bautista, es que "no hay una respuesta policial y judicial", por lo que "la gente termina por pensar que el disco en la calle es una distribución más del producto", y así "se creó la noción de que el disco era muy caro y por eso lo compraba en la calle".

El músico se preguntó: "¿Qué es más caro que los discos?: Los pisos". En cambio, "el sistema judicial protege la propiedad privada, pero ¿por qué no protege la propiedad intelectual?".

"El problema realmente es una quiebra del sistema de los valores morales", añadió.

Por otro lado, en el año 2008 se ha notado la crisis, la pérdida del mercado y se ha bajado en torno a un 14 por ciento, alertó Bautista, quien resaltó que "en lo que respecta al disco físico se ha perdido un 75 por ciento con respecto al año 2000".

"En el terreno audiovisual -según el músico- no es tan grave, pero va camino de serlo, porque cada vez la banda (de Internet) es más ancha y es más fácil bajarse películas".

Según datos suministrados por la SGAE, en 2007 se descargaron ilegalmente 1.200 millones de archivos musicales y 280 millones de archivos audiovisuales, y en 2008 esta cifra se ha incrementado hasta 2.000 y 350 millones, respectivamente.

Para Teddy Bautista "siempre existió la piratería, que era entre el 5 y 8 por ciento, pero (ahora) como es al revés, la piratería es el 90 por ciento, entonces no hay forma de luchar contra ello", matizó el músico.

Hoy en día, la cuestión es "bajarse por bajarse", según Bautista, y entonces "hemos perdido enteros en la calidad del producto" y además "el oído -añadió- se va atrofiando y se pierde sensibilidad porque se va acostumbrando a unos ficheros de audio muy comprimidos".

"Tal vez -apuntó-, la industria musical no ha librado la batalla de la calidad, ahora están intentando librarla" y habría que hacer una campaña "incitando o estimulando a la gente a que distinga la calidad del producto".

"En concreto de la música de las películas no hay claramente un concepto de calidad instalado en el ideario colectivo", debido a que el "ser humano va adaptándose: cuando la calidad de ese producto baja, él la toma como estándar y termina por no tener criterio de exigencia, de excelencia", explicó.

Según el que fuera líder del grupo "Los Canarios", habría que buscar un pacto social por la sostenibilidad del sistema" y, en segundo lugar, "un compromiso de calidad en el almacenamiento de los sonidos y la calidad en la escucha".

Y también "un modelo de respeto a la cultura, que no se confunda el acceso a la cultura con la cultura gratis", debido a que "no vivimos en un mundo de cosas gratis y todo absolutamente todo cuesta", afirmó.

Por lo que "si por algún motivo se quiere que la cultura sea gratis, se debería incluir el sueldo medio de los artistas en el presupuesto general del Estado", pero opinó que no esa la dirección por la que va".