Público
Público

Bayard invita a los jóvenes a afrontar la lectura como "un acto de libertad"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pierre Bayard, uno de los ensayistas más notables del panorama intelectual francés actual, invita a los jóvenes a afrontar la lectura como "un acto de libertad", una tesis que defiende en su libro "Cómo hablar de los libros que no se han leído", primer ensayo que publica en España.

En la presentación, el ensayista galo ha recordado que "Cómo hablar de los libros que no se han leído" (Anagrama/Empúries) forma parte de "una serie (de libros) que insiste en la libertad de la lectura", y quizá el primer paso sea "desacralizar" el papel que la literatura ha guardado para el autor como un ser infalible.

Bayard es autor de una trilogía en la que analiza conocidos textos de la novela policíaca para "demostrar que grandes autores se han equivocado con el asesino".

De este modo, Bayard, metido en el traje de un detective de detectives, ha descubierto que "Hercules Poirot se equivoca con el culpable en 'El asesinato de Roger Ackroyd'; que Shakespeare yerra en 'Hamlet' cuando atribuye a Claudio el asesinato de su padre, o que Sherlock Holmes está desacertado al pensar que el asesino es el perro de Baskerville".

Bayard se confiesa un "apasionado" de la novela negra, sobre todo la anglosajona, y a partir de esa afinidad construye un doble libro, "dos por el precio de uno", ironiza.

"Tenemos, por un lado, un ensayo de reflexión teórica y sociológica y, por otro, una novela policíaca en la que demuestro que el expediente original se cerró en falso, y no contento con revisar el dossier policial de la investigación y demostrar que el asesino era inocente, también descubro al auténtico culpable".

Con todo esto, Bayard trata de demostrar que "la lectura hace que el texto sea móvil" e intenta transmitir "una visión desculpabilizadora de la lectura, una visión que a menudo se contradice con ese sentido de obligación que existe en las escuelas".

Frente a la falta de libertad de creación que la tradición impone, Bayard invita a los lectores a crear, "a cambiar los libros, el asesino".

En respuesta a algunas voces críticas, especialmente en Gran Bretaña, el ensayista francés se defiende: "No pretendo que la gente no lea, porque soy un amante de los libros, pero se debe leer con libertad y con creatividad".

Tampoco piensa Bayard que este nuevo enfoque se deba mover entre la verdad y la mentira -"cuando yo aseguro que el asesino es otro del que plantea el autor no digo que esa sea la verdad"-, pues "la literatura se mueve en otra dimensión".

Comparte con Daniel Pennac su "preocupación por la situación que vive hoy la literatura con la pérdida constante de lectores, sobre todo entre los jóvenes, ante la aparición de nuevos medios de comunicación".

Otro elemento en común es que "ambos procedemos de ámbitos populares y, por ello, tuvimos dificultades para acceder a la lectura, pero nos diferenciamos en que él era un mal estudiante y yo, en cambio, estaba siempre en la primera fila", bromea.

Utilizar nuevos soportes para atraer a los lectores más jóvenes puede ser una estrategia positiva, a su juicio, "siempre que ayude a esos jóvenes a acercarse a los textos, porque me preocupan más las amenazas sobre el texto que no sobre el libro como objeto".

"Cómo hablar de los libros que no se han leído" ha supuesto su consagración internacional con éxito de público y crítica en EEUU (especialmente en Nueva York), en Reino Unido y en Alemania.

Este éxito ha llevado al editor de Anagrama a decidir publicar próximamente "El caso del perro de los Baskerville", "con la intención de ir recuperando toda la obra anterior de Bayard", ha anunciado Jorge Herralde.